Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

No me sigas en Twitter, añádeme en LinkedIn

LinkedIn es la red social que necesitas si quieres estar en contacto con personas que trabajan en alguna de las empresas en las que quieres llegar a trabajar. Si te interesa buscar un nuevo empleo, te recomendamos que conozcas esta red y que empieces a tejer la tuya propia. Y recuerda: cada red social tiene una función, y si quieres ligar o hacer nuevos amigos, este no es el sitio. 

27 de marzo de 2016. Actualizado a las 09:41 h. 2

0
0
0
0

Existen redes sociales para el ocio y redes sociales para el negocio. Con negocio nos referimos a la búsqueda de empleo, a las relaciones comerciales, a establecer contactos que puedan facilitar la mejora de tu posición laboral o te ayuden desarrollar alguna de tus facetas profesionales secundarias. Tú decides lo que quieres obtener de la red y nosotros te indicamos cómo conseguir esos objetivos.

Aprovechar de manera óptima una red social como LinkedIn pasa por el establecimiento de una red de contactos profesionales coherente con tus necesidades. Una de las claves es mantener bien limpia tu lista de contactos. Sé muy exigente y también, ¿por qué no?, un poco egoísta; una muy buena medida es la de añadir tan solo a aquellas personas de las que puedas llegar a obtener algún provecho. Suena un poco feo, pero en el ámbito profesional, o vas a por ello a la primera o es muy posible que cuando te decidas la oportunidad ya no esté esperando por ti. Piensa que te vas a aprovechar de las oportunidades o que las vas a crear, lo que no quiere decir que te vayas a aprovechar de las personas, ¿a que así ya suena diferente?

Si te decides a revisar el perfil de alguna persona de esta red social profesional has de saber que todos los usuarios tienen a su disposición la opción «Quién ha visto tu perfil». Como sucede en cualquier red social, los usuarios estamos muy interesados en saber quién lo ha visitado recientemente. Lo más probable es que te devuelvan la visita para verificar qué tipo de usuario eres, qué puedes ofrecer y valorar si resulta interesante añadirte a su red de contactos. Aquí tienes otra forma de ampliar tu red: visita otros perfiles, haz preguntas si realmente tienes interés sincero sobre la persona y las actividades que está desarrollando o ha desarrollado; verás que tu red crece y se hace más sólida e interesante para tus objetivos. ¿A quién no le gusta que se preocupen de forma sincera por lo que está haciendo en este momento?

La forma de estar en contacto con personas con las que realmente tengas intereses en común y establecer una conversación virtual puede ser directa, a través de mensajes privados entre los usuarios o también de forma indirecta si participas generando y compartiendo contenidos propio o de otros. Muchos usuarios de esta red social valoran de forma positiva a quienes comparten contenido que resulta de interés para ellos. Te pueden tener en mente si ven tus recomendaciones, tus comentarios en algún artículo o tus felicitaciones y comentarios hacia otras personas de tu red. Ser visible es la mejor forma de exprimir Linked In.

En la red equivocada

También es muy probable que se acerquen a tu cuenta algunos usuarios que te conocen de otras redes sociales que están orientadas al ocio, como Facebook o Twitter. En estos casos hay que utilizar de nuevo el enfoque más práctico. Si no es alguien con quien vayas a compartir cuestiones profesionales o que sirvan para desarrollar tu lado profesional lo mejor es que, con la mayor naturalidad, le indiques que es mejor que tengáis contacto en alguna de las otras redes sociales, donde podéis compartir más fácilmente vuestros intereses comunes. Todo el mundo lo entenderá, tu red de contactos será más fiable y podrás orientar las interacciones hacia la meta que persigues. Cuesta un poco al principio comunicar de forma tan tajante, pero verás como muy pronto la frase «no me añadas en LinkedIn, sígueme en Twitter», y viceversa, se convierte en una de tus favoritas.

Publicidad

Comentarios 0