Cómo llegar al medio millón de kilómetros 

.

J. Flores 13/03/2016 05:10 h

Los kilómetros que puede rodar un coche depende de su mantenimiento. Eso es una máxima que sabe bien cualquiera que haya decidido sacar el máximo provecho a su automóvil. Hace unas semanas se publicaba la noticia de un taxista griego que había llegado a los 4,5 millones de kilómetros a bordo de su Mercedes 220D. Y en Canarias todavía ruedan modelos alemanes de la época en la que las Islas eran Puerto Franco. ¿Qué nos encontramos en Galicia, con nuestras carreteras a veces tortuosas y una climatología adversa? José Castro, de Desguaces De la Fuente y Esmorís en Larín (Arteixo)  ha visto furgonetas con más de un millón de kilómetros, «sobre todo Mercedes y Fiat» y también habla de un Skoda Octavia que anda por los 850.000 kilómetros. Es el mismo motor y el mismo chásis que el del Audi 4 que tiene a la venta, un modelo diésel del 97 que ronda ya el medio millón de kilómetros. Con un motor turbodiésel de 110 caballos, este Audi es la prueba palpable de que un automóvil bien cuidado, puede durar mucho tiempo. Este coche (cuenta en referencia al Audi) era de una chica de A Coruña que trabajaba en Asturias, por eso anduvo tanto, pero todavía tiene cuerda para rato», asegura Castro. Los expertos aseguran que es importante hacer los mantenimientos en un servicio oficial, para evitar el clásico cambio de aceite y filtros, sin prestar atención a otros elementos importantes, como las correas o las rótulas; y, en general, a los diversos elementos de desgaste. 

Votación
0 votos