Y tú, ¿sabes cómo protegerte contra la gripe?

¿Todavía no has caído? Pues entonces estás a punto.... La temporada de resfriados y gripe ha comenzado y muchos ya han tenido que echar mano de clínex y antigripal para aguantar el tipo. Los expertos nos desmontan los falsos mitos que giran en torno al contagio y a las formas de evitar la gripe, una enfermedad que en Galicia, en invierno, mata más gente que los accidentes de tráfico

.

16/10/2016 04:00 h

Su frecuencia ha acabado convirtiéndola a ojos de los ciudadanos en una enfermedad menor que tocar sufrir cada invierno. Lejos de esta imagen amable, la gripe es una dolencia respiratoria que el pasado año provocó casi 1.700 ingresos hospitalarios en Galicia, muchos en cuidados intensivos. La mayoría de estos pacientes no estaban vacunados y en torno a un centenar fallecieron. «No es para nada una enfermedad menor aquella que provoca más muertes en un invierno que los accidentes de tráfico», subraya el médico de atención primaria, José Ramón Lago Bouzas. Facultativo en un centro de salud, el coruñés de Labañou, cada otoño se enfrenta a las mismas dudas y a los mismos tópicos que invaden a sus pacientes. Que si no salir de casa con el pelo mojado, que si un buen baño frío basta para bajar la fiebre, o que si comer poco y evitar los lácteos son el mejor tratamiento antigripal. Para Lago Bouzas la vacunación, cuya campaña arranca el lunes 24 de octubre y se prolonga hasta la víspera de Navidad, es un ejercicio de responsabilidad individual pero también social dado su carácter contagioso. Estos son los falsos mitos más extendidos.

 No te coge el frío

El frío en realidad no se «coge». Ir poco abrigado no es la causa directa de una gripe. Lo que la provoca es un virus. Por tanto, que no dé tiempo a secar el pelo no desencadena ipso facto la enfermedad.

No solo en invierno

Aunque su incidencia aumenta una vez llegado el mal tiempo, la gripe puede aparecer en cualquier momento del año. «No es exclusiva de ninguna estación aunque sí es cierto que el virus está más latente durante el otoño y el invierno por las condiciones ambientales y epidemiológicas».

¿Un catarro mal curado?

Gripe y resfriado, aunque presentan síntomas parecidos, no son lo mismo. «Ambas son dolencias respiratorias, pero las provocan diferentes virus. Además, las complicaciones que desencadenan no son exactamente las mismas. Mientras el catarro se traduce en estornudos, secreción nasal y dolor de garganta, la gripe conlleva fiebre alta, tos, dolores musculares y de cabeza», explica Lago Bouzas. Diferenciar ambas dolencias es importante para evitar que los síntomas de la gripe se compliquen en las personas del grupo de riesgo.

Mentiras sobre la vacuna

La vacuna del año pasado no vale, y ponerte la de este año tampoco te va a causar una gripe más intensa.. «Por un lado -acentúa el facultativo José Ramón Lago Bouzas-, la vacuna contra la gripe es la única que se reformula cada año. La de esta campaña ya no es igual a la del 2015. Han cambiado dos de las tres cepas que contiene. Que un paciente se haya vacunado el año pasado no lo protege de las mutaciones del virus presentes este 2016». Sobre el «riesgo» que alegan los más escépticos con la vacuna, afirma: «Contiene virus inactivos. Después de suministrarla es posible que se produzcan algunas molestias en la zona del pinchazo, pero eso no desemboca en una gripe». La vacuna, subraya, «es por el momento la única forma de prevenir la enfermedad».

El antibiótico no cura

«¡Un antibiótico nunca podrá curar una gripe! Son para las dolencias provocadas por una bacteria y no por un virus, como es el caso de esta enfermedad infecto-contagiosa», remarca Lago Bouzas.

Para quién

La vacuna no es solo para mayores, también para cualquiera con inmunodepresión o que padezca una enfermedad crónica, tanto cardiovascular como pulmonar, sanguínea, renal o metabólica, como la diabetes. También aquellos que vivan en una residencia o los trabajadores sanitarios que estén en contacto con pacientes.

Votación
0 votos
Comentarios