Educación investiga una denuncia sobre adoctrinamiento en los libros de texto catalanes

El informe de un colectivo de profesores señala exposiciones partidistas, tendenciosas y a favor del independentismo


barcelona / colpisa

¿Adoctrinan en las tesis independentistas los libros de texto de los colegios catalanes? Un sindicato de profesores entiende que sí después de hacer un repaso a algunos, que mantienen, por ejemplo, que Cataluña es una nación, que existió la Corona catalano-aragonesa o incluso que la Guerra de la Sucesión fue más bien una contienda de secesión. Por ello el sindicato AMES ha elevado una denuncia ante el Ministerio de Educación, que ha abierto una investigación para dirimir si esos textos carecen de rigor y adoctrinan a los estudiantes.

El secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, anunció ayer que ha pedido a la alta inspección del Estado un «informe detallado» y «urgente» para comprobar si se está «vulnerando la normativa». Marín dijo que hay un currículo que respetar, que «no entra en concreciones, pero sí es genérico», y si en algún libro de texto se vulnera o no cumple ese currículo o de algún modo se desenfoca, la Administración central tiene la obligación de actuar. En cuanto tenga el veredicto del informe, y si este concluye que hay vulneraciones, el Gobierno central abrirá un requerimiento para que el Ejecutivo catalán haga alegaciones, y, si no rectifica, Educación podría acudir a la vía judicial.

El sindicato de profesores AMES presentó recientemente un estudio elaborado a partir de los textos de editoriales como Barcanova, Cruilla, La Galera, Vicens Vives o Santillana en libros de quinto y sexto de primaria que a juicio de esta organización tienen contenidos «tendenciosos y partidistas» y entiende que solo recogen el sentimiento «de una parte de la ciudadanía». El sindicato, próximo a Ciudadanos, apunta falta de rigor científico y terminológico y denuncia la presentación de Cataluña como un entidad separada del resto de España y en muchos casos enfrentada al resto del Estado. A su entender, desde los libros de texto se fomenta el «odio» hacia lo español y se incide en diferenciar a Cataluña de España.

El informe detalla que en esos libros se da prioridad al término Estado español antes que a España, no se resalta que la Constitución está por encima del Estatuto de autonomía, se citan sobre todo los símbolos de Cataluña, pero no los de España y se acostumbra a presentar a Cataluña y a España como si fueran dos países. 

La Generalitat ve malicia

Desde la Generalitat, el secretario de políticas educativas, Antoni Llobet, mostró «desconcierto» por la investigación encargada por el ministerio, que a su juicio desprende «desconfianza» sobre los docentes y falta de respeto hacia el mundo editorial. Y cargó contra el informe sindical, en el que cree hay «malicia y descontextualización».

El presidente de la Asociación de Editores de libros de texto denunció recientemente en el Congreso «presiones» de los gobiernos autonómicos, hasta el punto de tener que cambiar el color de un mapa o que una comunidad llegara a pedir un contenido u otro según su alternancia política.

Votación
7 votos
Comentarios