Sentencia Caso Nóos: La infanta Cristina absuelta, seis años y tres meses de prisión para Urdangarin

El fiscal del caso, Pedro Horrach, ha pedido una vista de medidas cautelares para Iñaki Urdangarin y su exsocio, Diego Torres, condenado a ocho años de prisión

El tribunal absuelve a la infanta e impone a Urdangarin seis años y 3 meses de cárcel En breve se sabrá si el fiscal solicita prisión inmediata para el cuñado del rey. Ella tendrá que pagar 265.000 euros. La sentencia fue adoptada por unanimidad de las tres magistradas que conforman el tribunal

17/02/2017 20:08 h

La Audiencia Provincial de Palma ha condenado a la Infanta Cristina a una multa de más de 265.000 euros como responsable a título lucrativo por el caso Nóos, y la ha absuelto como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales cometidos por su marido en los años 2007 y 2008.  Iñaki Urdangarín, por su parte, ha sido condenado a seis años y 3 meses de cárcel y multa de 512.553 euros. La sentencia fue adoptada por unanimidad de las tres magistradas que conforman el tribunal

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach pedirá el ingreso en prisión de manera inmediata para Diego Torres e Iñaki Urdangarin, en la vista de medidas cautelares que ha solicitado este viernes, informaron a Europa Press en fuentes fiscales. «La gravedad de las penas ya implica un cierto riesgo, con lo que se deben adoptar la medidas necesarias para minimizar este riesgo», ha agregado.

Condena a Urdangarin

En concreto, la pena de Urdangarin corresponde a los siguientes delitos: prevaricación en concurso medial con un delito de falsedad en documento público y con un delito de malversación de caudales públicos, por el que se le condena a 2 años y 8 meses de prisión, a una multa de 7 meses y 17 días con una cuota diaria de diez euros y a 2 años y 7 meses de inhabilitación especial para empleo o cargo público autonómico y local de la Comunidad Autónoma de Baleares; un delito de fraude a la Administración Pública, por el que se le condena a 7 meses de prisión y a 4 años y 6 meses de inhabilitación especial para empleo o cargo público autonómico y local de la Comunidad Autónoma de Baleares; un delito de tráfico de influencias, por el que se le condena a 1 año de prisión; un delito contra la Hacienda Pública, por el que se le condena a 1 año de prisión y a una multa del duplo de la cantidad defraudada (259.478,38 euros); y un delito contra la Hacienda Pública, por el que se le condena a 1 año de prisión y a una multa del duplo de la cantidad defraudada (253.075,30 euros).

Los «no lo sé» de Urgangarín no le libran de la condena El tribunal condena al marido de la infanta Cristina a pesar de que el juicio dijo hasta 64 veces «no lo sé» a las pregunta de la fiscalía

En total, Urdangarin se enfrenta a 6 años y 3 meses de prisión, 7 años y un mes de inhabilitación especial y multa de 512.553,68 euros. También se le condena a la responsabilidad civil que figura determinada en el fallo de la sentencia cuya copia se adjunta.

Los otros condenados

La condena más alta recae sobre Diego Torres, el exsocio de Urdangarin, de ocho años y medio de cárcel. Ambos estaban al frente de la entidad que firmó contratos con administraciones locales y regionales y que desviaron más de cuatro millones de dinero público. Por su parte, el expresidente del Govern balear y ex ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, ha sido condenado a 3 años y 8 meses de cárcel y 7 años de inhabilitación, por un delito continuado de prevaricación en concurso medial con falsedad y malversación.

Ha sido absuelta la esposa de Diego Torres, Ana María Tejeiro, aunque el tribunal la considera responsable civil a título lucrativo de forma solidaria con su marido por un montante de casi 345.000 euros.

Los cinco ex altos cargos valencianos acusados de haber adjudicado al Instituto Nóos 3,6 millones en contratos sin concurso público han resultado absueltos de los delitos de los que se les acusaba. Se trata del exvicealcalde de Valencia, Alfonso Grau; el exdirector general de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, Jorge Vela; su exdirectora de gestión, Elisa Maldonado; el exsecretario autonómico de Turismo y Proyectos Estratégicos de la Generalitat Valenciana, Luis Lobón; y el sucesor de Vela, José Manuel Aguilar.

Ocho meses de deliberación

La Audiencia Provincial de Palma ha hecho pública la sentencia pasado el mediodía de este viernes, ocho meses después de que quedara visto para sentencia, el pasado 22 de junio, el juicio que sentó en el banquillo de los acusados a la hermana del rey y a su marido, además de a otras quince personas. Todas ellas acusadas de haber integrado, o cooperado con ella, una trama corrupta dedicada a desviar a bolsillos privados cerca de seis millones de euros de las Administraciones balear y valenciana a través de eventos deportivos-empresariales muy inflados de presupuesto.

Urdangarin se enfrentaba a una pena de la Fiscalía de 19 años y medio de cárcel por un delito continuado de malversación en concurso con otro de prevaricación, falsedad en documento oficial y falsedad en documento mercantil (seis años de prisión), estafa (tres años y medio), fraude a la administración (dos años), dos delitos fiscales (seis años) y un último de blanqueo de capitales (dos años). Un abanico amplísimo de delitos, explican fuentes del proceso, que a priori le aseguran una condena abultada, aunque la sala no haga suyos todos los argumentos del fiscal Pedro Horrach o reduzca la pena por malversación, el más grave de los ilícitos por los que se le juzgó. 

En cuanto a Cristina de Borbón, la absolución no ha sido una sorpresa, ya que la Fiscalía no la acusaba de delito alguno. Solo Manos Limpias la mantuvo en el banquillo por penas que suman ocho años de prisión, imputándola como cooperadora de dos delitos contra la Hacienda Pública presuntamente cometidos por su marido en su declaración del IRPF (174.575,07 euros en el ejercicio del 2007 y 152.350,69 euros en el ejercicio del 2008, según el último cálculo de Hacienda).

La sentencia recoge que la infanta Cristina «desconocía» la existencia de «ilícitos penales» (delito fiscal y malversación) por parte de su marido, Iñaki Urdangarin, y no participó en su ejecución. El tribunal de la sección primera de la Audiencia de Palma asegura en la sentencia que «no ha resultado acreditada» la participación de doña Cristina en «la ocultación del hecho imponible relativo al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IFPF) por el que venía obligado su esposo, correspondiente a los ejercicios 2007 y 2008».

Las juezas precisan que, a pesar de que la infanta desconociera los delitos, el dinero ingresado en las cuentas de Aizoon (la empresa que la infanta compartía con su marido al 50 %) «ocultado y sustraído a la correspondiente tributación, y, la cantidad malversada» procedente del reparto de beneficios acordado por Urdangarin y Torres, se incorporó a su patrimonio «desde que fue ingresado en cuentas corrientes de las que gozaba de plena disponibilidad». Según el tribunal, mediante su tarjeta de crédito asociada a las cuentas corrientes de Aizoon, la infanta cargó gastos familiares y se benefició de las cantidades ingresadas por un total de 265.088,42 euros, cuantía de la que ha sido considerada corresponsable a título lucrativo con Urdangarin.

La hermana del rey consignó en diciembre del 2014, la cantidad de 587.413,58 euros, en concepto de responsabilidad civil. Las juezas llegan a estas conclusiones partiendo del hecho de que Urdangarin y Torres decidieron en el 2002 dedicarse juntos a actividades empresariales relacionadas con la consultoría y el diseño y organización de eventos.

La infanta «satisfecha» por su absolución pero «disgustada» por la condena a Urdangarín Miquel Roca asegura que «sigue creyendo en la inocencia de su esposo»

La Audiencia ha condenado a Manos Limpias a pagar todas las costas que el juicio haya supuesto para la infanta Cristina de Borbón.

La ponente y presidenta del tribunal, Samantha Romero, ha trabajado en absoluto secreto en la sentencia desde que la vista oral acabara el 22 de junio del 2016, tras cinco meses y once días de sesiones maratonianas. Según fuentes del proceso, el borrador de la sentencia, que tendrá varios cientos de páginas, está redactado desde principios de año y desde entonces ha sido objeto de continuas correcciones y matizaciones por parte de las otras dos magistradas que componen el tribunal, Eleonor Moyà y Rocío Martín. 

Las multas e indemnizaciones impuestas por la Audiencia de Palma a los siete condenados por el caso Nóos suman casi 3,5 millones de euros, de los que dos terceras partes corresponden a Diego Torres, el socio de Iñaki Urdangarin.

Votación
14 votos
Comentarios