Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Pablo Iglesias advierte a Pedro Sánchez que se cuide de Rivera y Felipe Gónzalez

El líder socialista le contesta que de su voto depende la continuidad de Rajoy

Madrid / La Voz, 02 de marzo de 2016. Actualizado a las 16:34 h. 29

0
0
0
0

Pablo Iglesias hizo un discurso muy duro contra el pacto de Pedro Sánchez y Albert Rivera, que señaló es la primera entrega del plan de la oligarquía, el Ibex 35 y la vieja guardia del PSOE para formar la gran coalición. La segunda sería que el líder de Ciudadanos se entregue al PP, pero sería ya sin Sánchez de presidente del Gobierno. «Cuídese de la naranja mecánica», le advirtió. En todo caso, le tendió la mano para negociar un «programa de cambio real» tras su fracaso en la investidura.

Sánchez reiteró que no es posible un pacto de izquierdas, porque dependería de partidos independentistas. «No voy a permitir que la gobernabilidad de España descanse sobre partidos independentistas como ERC», aseguró. A pesar de todo, emplazó a Iglesias a sentarse a negociar, una vez relatados casi punto por punto los apartados de su pacto con Ciudadanos a los que Podemos votará que no y que según el socialista, serían asumibles por el partido morado. Además, afeó a Iglesias que calificara de preso político a Arnaldo Otegi tras su salida de la cárcel,que apoya a los que asesinaron a militantes socialistas.

«Muchos exvotantes socialistas no entienden su comportamiento, por qué va a votar en contra de un candidato socialista para que siga en funciones el señor Rajoy», le espetó. «Lo que se plantea en su votación es una disyuntiva bien facil, si usted sigue bloqueando la desigualdad, la imposición y la corrupción o desbloquea la situación y permite avanzar. «Señor Iglesias, no es que no se pueda es que ustedes sencillamente no quieren», sostuvo.

En su réplica Iglesias recordó a Sánchez que estaba en un debate de investidura para presentar un programa de gobierno y no en una campaña electoral. Iglesias dijo que había sido miserable por utilizar la memoria de las víctimas del terrorismo para atacar a un rival político, «una actitud impropia de quien quiere ser presidente del Gobierno».

«Si quiere ponerse de acuerdo con nosotros, nuestra mano está tendida, porque el interés de los ciudadanos españoles es que haya un Gobierno de cambio y de progreso, pero ustedes con el contenido, el fondo y las formas demuestran que no son de fiar, así que si quieren ponerse de acuerdo con nosotros será con garantías», concluyó.

En la dúplica, el líder socialista reiteró que no hay una mayoría de izquierdas y le pidió que diga la verdad si quiere que haya nuevas elecciones. «Solo hay dos opciones, el cambio o la continuidad», afirmó. «A lo mejor todas estas medidas no significan para usted asaltar el cielo, pero le propongo que al menos saquemos a España del infierno en que les ha metido el señor Rajoy», señaló.

Iglesias afirmó que sí hay mayoría de izquierda, porque suma más votos que la unión del PP y Ciudadanos, y acusó a Sánchez de pretender criminalizar a los independentistas. «A usted le han prohibido gobernar con nosotros», manifestó. «Lo dijo Felipe González, el que tiene el pasado manchado de cal viva, cuídese de él», aseguró ante las protestas de la bancada socialista.

«Con todos los respetos le digo que me siento muy orgulloso de Felipe González», contestó Sánchez. Y le retó a que los militantes de Podemos voten sí o no a un candidato socialista y le recordó su declaración de que «jugar a izquierda y a derecho es un juego de trileros».«De una oportunidad al cambio, señor Iglesias», concluyó.

Patxi López «llama al orden» a Iglesias por sus «insultos» en la tribuna

La tensa intervención de Iglesias ha acabado con una «llamada al orden» del presidente del Congreso, Patxi López, sobre el insulto al adversario y el exceso de tiempo en la tribuna, informa Efe. López ha reprendido a Iglesias por acusarle de haberle quitado la palabra en su réplica cuando había sido «extraordinariamente generoso» y le ha pedido que no utilice el insulto o la descalificación hacia sus adversarios políticos. «No hagamos nada que pueda demostrar que no somos respetuosos. Sigamos por este debate en los senderos en los que estaba antes», ha reclamado.

Minutos antes, Iglesias había comentado con sorna que López le hubiera tuteado, cuando él siempre se había dirigido a él con el usted, a lo que el presidente del Congreso le ha replicado con una «llamada al orden» simbólica, que no reglamentaria, para que bajara el tono. López ha admitido que en la Cámara se puedan pronunciar palabras que transforman «en aplausos o abucheos» pero no se puede consentir es el «insulto ni la descalificación» ni tampoco «el grito por el grito».

El presidente del Congreso se ha pronunciado así después de que Iglesias haya acusado al expresidente del Gobierno Felipe González de tener «manchadas las manos de cal viva» y haya llamado a Albert Rivera «jefe de escuadra» -en alusión a las juventudes de Falange- y «líder de komsomol», la organización juvenil del Partido Comunista de la extinta Unión Soviética. Asimismo, ha dicho que algunos dirigentes del PP son «hijos políticos del totalitarismo» y que este partido es «el de la corrupción». 

Tras el debate, Pablo Iglesias ha lamentado que «algunos han utilizado la memoria de las víctimas» para atacar a Podemos y ha defendido que al recordar el GAL y decir que Felipe González tiene un pasado «manchado de cal viva» se ha limitado a decir la verdad.

«Se nos podrá acusar de ser firmes, pero no de negar la verdad», ha dicho Iglesias a los periodistas,s egún informa Efe, al concluir la sesión de la mañana del debate de investidura en el Congreso. Acerca de su afirmación sobre Felipe Gónzalez ha insistido en que «el terrorismo de Estado fue un error del pasado».

Publicidad

Comentarios 12