Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Torres dice que se asoció con Urdangarin por su experiencia en el deporte

La presidenta del tribunal le ha tenido que llamar al orden en dos ocasiones en escasos minutos: «Usted no puede dirigir el juicio»

EFEPalma de Mallorca, 25 de febrero de 2016. Actualizado a las 16:31 h. 1

0
0
0
0

Diego Torres ha asegurado que se asoció con Iñaki Urdangarin para sumar su experiencia en consultoría con la del marido de la infanta Cristina en deporte, y no por su vínculo con la Casa Real ni por su agenda: «No fue la lista de contactos de don Iñaki en absoluto lo que motivó esta relación».

En el tercer día consecutivo en el que declara ante el tribunal que juzga el caso Nóos, Torres ha respondido que no creó el Instituto Nóos con Urdangarin por su vinculación con la Casa Real, sino que «era mucho más importante que fuera miembro de la asamblea general del Comité Olímpico Español».

A preguntas de la abogada Virginia López Negrete que representa a Manos Limpias, acusación popular, Torres ha explicado que conoció a Urdangarin en el 2002, cuando su empresa Virtual Strategies realizó un proyecto de consultoría para Octagon, donde el entonces duque de Palma era director de planificación de desarrollo. «La verdad es que la idea de unirme a don Iñaki ni siquiera fue mía», ha dicho Torres. Ha detallado que fue de su compañero en el proyecto, Marcel Planelles, quien le hizo darse cuenta de la existencia de una «oportunidad de mercado» en el ámbito de la asesoría a empresas en estrategias de patrocinio, a la que se podría dedicar aportando él sus conocimientos en consultoría estratégica y Urdangarin sobre deporte. «Me pareció lo más razonable del mundo», ha señalado.

Cuando el abogado del rey Juan Carlos, José Manuel Romero, conde de Fontao, recomendó que Urdangarin se desvinculara de Nóos, lo que indicó fue solo que no debía figurar como administrador «para evitar la presión mediática», pero no detectó ninguna irregularidad. Planteó la salida de los órganos de gestión del Instituto Nóos y «que no se tocase nada en relación con Nóos Consultoría» porque como no figuraba en el Registro Mercantil no era necesario cambiarlo y podía conservar sus participaciones sociales.

Sin embargo, meses después, en junio de 2007, Torres le compró su participación en la sociedad. La razón, según ha explicado a la abogada de Manos Limpias, fue su rechazo a que Urdangarin únicamente fuera socio capitalista. «Yo no contemplo que un socio de consultoría no esté activo. Lo que yo no voy a hacer es simular algo: si don Iñaki Urdangarin trabaja en Nóos, tenemos que ir a ver a los clientes juntos, elaborar los informes juntos y defender los informes juntos. Si don Iñaki, para que no se conozca, puede ser accionista pero no puede venir y no puede salir, eso no es un socio de consultoría, es un socio capitalista exclusivamente», ha dicho.

Tras un «período de transición», Urdangarin le vendió su participación en la sociedad. «Se hace de esa manera, no porque el señor Romero esconda nada, porque el señor Romero revisa, lo ve y dice 'chicos habéis hecho las cosas correctamente', pero no se puede ir contra el mundo y si esto no se admite, pues no se admite», ha concluido.

Deja de contestar ante repetidas preguntas sobre la infanta

Torres ha decidido dejar de contestar preguntas cuando la abogada de Manos Limpias le ha interpelado repetidamente sobre la infanta Cristina, tras 17 horas respondiendo a todas las acusaciones. Después de que Torres dijera que desconocía si la infanta Cristina sabía de la recomendación del abogado del rey, José Manuel Romero, de que Urdangarin dejara el Instituto Nóos, se ha producido un rifirrafe con la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, que ha señalado que se contradecía con lo que declaró en la instrucción. «No puedo saber a ciencia cierta lo que conoce otra persona», ha dicho Torres al respecto. La presidenta del tribunal ha consultado la declaración previa del exsocio de Urdangarin y ha apuntado que entonces respondió a esa misma pregunta diciendo «por supuesto».

Torres ha dicho estar «confundido» y que no iba a «elucubrar». «Lamento si en un momento dado dije que lo suponía, ahora no supongo nada», ha precisado, a lo que la abogada ha respondido: «Pero usted no supuso nada. ¿Por qué cambia su declaración?». «No le voy a contestar en este momento sobre estas cosas», ha dicho Torres. «¿Ha hecho usted algún pacto?», le ha preguntado entonces López Negrete, lo que Torres ha negado tajantemente.

«Yo estoy aquí para defender la bondad de lo que hemos hecho, no quiero entrar en otros juegos», ha continuado el acusado, a lo que la magistrada ha replicado: «Juegos no, aquí hay una declaración judicial firmada por usted y la acusación tiene todo el derecho a poderle preguntar cuando advierte una contradicción y usted está en su derecho de no contestar». «No van a sustituir la labor del tribunal en momento ninguno, se empeñen lo que se empeñen. El tribunal va a blindar su independencia y va a actuar conforme establece la Constitución», ha incidido en ese momento la presidenta del tribunal, tras lo que Torres ha anunciado: «No voy a contestarle a más preguntas».

Era la primera vez, tras más de 17 horas de interrogatorio en tres días consecutivos, que Torres se negaba a contestar a preguntas de una acusación, después de haber respondido prolijamente a las del fiscal, la abogada de Hacienda y la del Govern balear. 

La letrada de Manos Limpias ha consignado entonces las preguntas que iba a seguir formulando para dejar constancia de ellas, lo que a su vez ha provocado la «enérgica» protesta del abogado de la infanta Cristina, Pablo Molins, que las ha considerado «claramente impertinentes».

Molins ha formulado una protesta porque los hechos que se le imputan a doña Cristina «tienen que ver con la participación en el supuesto delito fiscal que ha cometido su marido según el ministerio fiscal y la Abogacía del Estado sobre Aizoon, no tiene absolutamente nada que ver con Nóos o sobre si la Casa Real sabía o dejaba de saber».

El letrado de la infanta ha recordado que la Audiencia de Palma, el 7 de mayo del 2013, rechazó la imputación que había efectuado el juez José Castro sobre Cristina sobre hechos relativos a Nóos. «Se le ha permitido preguntar constantemente sobre hechos que están revocados», ha dicho Molins. La magistrada ha recordado que una de las preguntas se ha declarado no pertinente y ha añadido que el tribunal «no va a entrar en consideraciones de circunstancias que no tengan nada que ver con los hechos objeto de acusación».

Publicidad

Comentarios 1