Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Los diputados siguen confiando en el ladrillo como inversión

El Congreso hace públicas las declaraciones de bienes de sus señorías

Efe 03 de febrero de 2016. Actualizado a las 20:13 h. 3

Ampliar imagen

0
0
0
0

El Congreso ha hecho públicas este miércoles las declaraciones de bienes de sus diputados, empezando por el presidente de la cámara, Patxi López, e incluyendo a los líderes de los principales partidos, que reflejan que los políticos siguen confiando en el ladrillo a la hora de invertir sus ahorros.

Un total de 19 diputados de los 350 que tiene la cámara no han presentado todavía sus declaraciones de bienes, un trámite para el que no hay un plazo límite establecido. Entre ellos, Alberto Garzón (IU-Unidad Popular), único portavoz parlamentario que aún no ha cumplido este trámite.

El presidente del Congreso, Patxi López, declara 100.584 euros en depósitos bancarios y 11.421 euros en un plan de pensiones, así como 34.787 euros en acciones de entidades bancarias, de los que 20.561 corresponden a títulos de la BBK y 14.226 del BBVA. Posee además una vivienda en Vizcaya y un piso en Cantabria, ambos en régimen de ganancial.

El expresidente de la cámara, Jesús Posada, reseña 83.800 euros en cuentas corrientes, 200.349 euros en fondos de pensiones, así como acciones de bancos y empresas valoradas en 279.087 euros. Tiene una vivienda habitual, otra de verano, locales comerciales y prados en Soria, todos heredados, así como una finca en Ciudad Real, también heredada, y cuenta con una acción del Numancia Club de fútbol valorada en 576,97 euros, pero carece de vehículo propio.

El presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, declara un capital de 794.837, entre cuentas corrientes (20.462 euros) y fondos de inversión (401.940 euros), además de 226.503 euros en acciones que cotizan en Bolsa y otros 145.932 euros en planes de ahorro. Además de su vivienda habitual en Madrid, que compró en régimen de ganancial, el jefe del Ejecutivo posee un apartamento con plaza de garaje y una oficina en Pontevedra y otro apartamento en Madrid. A esos tres inmuebles se suma el 25 % de un apartamento en Canarias, comprado también en ganancial. Como ingresos, Rajoy percibió su sueldo de presidente del Gobierno (78.185,04 euros) y otros 24.000 euros por el alquiler de sus inmuebles, dividendos de acciones e intereses en cuentas bancarias.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, dispone de 17.902 euros en depósitos bancarios y 5.980 euros en acciones, además de 86.316 en un plan de pensiones y 14.525 euros en un plan de previsión social de las Cortes. Además, posee un coche Peugeot, una vivienda y el 50 % de otra, así como un garaje y la mitad de otro. Sánchez está pendiente de amortizar 113.234 euros de un préstamo hipotecario de Bankia, que esta entidad le concedió en el 2008 por un importe total de 159.300 euros.

Pablo Iglesias, líder de Podemos, hizo pública hace días su declaración de bienes en la web de su partido y declaró al Congreso que posee 112.432 euros en cuentas corrientes. Sigue declarando los mismos bienes que cuando accedió como eurodiputado al Parlamento Europeo: una vivienda rústica en Ávila, valorada en 13.487 euros, y una motocicleta de 2.670 euros.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ganó 74.845 euros como diputado del Parlament, a los que sumó 3.225 euros por el alquiler de una vivienda y otros 1.500 en concepto de derechos de autor. Posee el 50 % de dos viviendas en Barcelona, un Volkswagen Golf y una moto Yamaha FZ-1, y debe 361.800 euros en hipotecas.

El portavoz del PP, Rafael Hernando, tiene una vivienda de 128 metros en Madrid y un apartamento en alquiler en Almería, y un plan de pensiones de 108.190 euros; otros 26.126 en cuentas corrientes y acciones por valor de 6.857 euros. Debe 138.666 euros de hipoteca. El portavoz del PSOE, Antonio Hernando, tiene una vivienda en Galapagar (Madrid) y 4.180 euros en cuenta corriente, además de dos automóviles, y está pendiente de amortizar 88.645 euros de dos hipotecas por un importe conjunto de 576.000 euros. 

En cuanto al portavoz de Podemos, Iñigo Errejón, únicamente constata 57.334,19 en cuentas corrientes, depósitos y fondos de inversión, y un automóvil Peugeot 205 de color negro. El portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, es de los pocos que no poseen una vivienda en propiedad. Su saldo bancario fue en el 2015 de 21.759 euros y tiene dos préstamos personales, por los que adeuda 117.887 euros, y un BMW 525 diesel.

Más portavoces: el de ERC, Joan Tardà, dispone de 189.426 euros en un fondo de pensiones, así como 167.209 euros en cuentas corrientes e imposiciones a plazo fijo y el 50 % de dos viviendas y una plaza de garaje en Barcelona. Tiene un Toyota Corola del año 2008 y carece de deudas, según hace constar en su declaración de bienes. El de Democràcia i Llibertat, Francesc Homs, reseña en su declaración un saldo bancario de 14.632 euros, su casa de Barcelona, de la que es propietario en un 50 %, y una hipoteca de 165.000 euros, de los que le restan 77.348 por pagar; no tiene vehículo propio. Alexandra Fernández, portavoz de En Mareasolo dispone de un saldo en dos cuentas corrientes por valor de 1.678,94 euros, y tampoco tiene casa ni vehículo propio. 

Más extensa es la declaración del portavoz de Compromís, Joan Baldoví, con un saldo bancario de 22.433 euros, dos coches -un Renault Scenic del 2006 y un Dacia Docker del 2014- y posee parte de varios bienes inmuebles. Se trata de tres viviendas, un trastero y un solar en Valencia, así como un campo de naranjos, otro de arroz y un tercero de palmeras en la misma provincia, aunque no tiene la totalidad de esas propiedades. Así, especifica que de una casa de Valencia adquirida en régimen de gananciales en 1992 tiene el 50 %, de otra heredada en el 2007 le corresponde el 85 %, y una tercera comprada en el 2014 también la posee en régimen de gananciales. Cuenta con dos hipotecas, de las que le falta por pagar 5.686 euros y 83.585 euros, respectivamente.

El portavoz de En Comú Podem, Xavier Doménech, firma su declaración, según aparece en la web oficial del Congreso, sin hacer constar ninguna propiedad, bien inmueble o depósito bancario alguno. La portavoz de Bildu, Marian Beitialarrangoitia, tiene tres inmuebles en Guipúzcoa, una vivienda, un garaje y un trastero, 42.000 euros en cuentas corrientes, un Opel Zafira y 30.000 euros en un plan de pensiones. Debe otros 32.000 de hipoteca. 

La publicación de los bienes de los diputados permite también conocer los de uno de los parlamentarios que generaron más polémica al inicio de la legislatura, el del Grupo Mixto Pedro Gómez de la Serna, elegido en las listas del PP. Declara 464.834 euros por la propiedad del 51 % de la sociedad Scardovi y posee un automóvil BMW 525, dos parcelas en Cáceres -de 44.000 y 27.000 metros cuadrados-, el 51 % de un céntrico piso en Madrid y la sexta parte de otros dos, así como el 51 % de una vivienda rústica en Basardilla (Segovia).

Y una curiosidad: el diputado canario de Podemos Alberto Rodríguez, conocido por la atención que suscitaron sus rastas en la sesión constitutiva del Congreso, únicamente declara un saldo en su cuenta corriente de 10.228 euros, sin bienes inmuebles, vehículos u otras posesiones.

Publicidad

Comentarios 0