Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Pedro Sánchez asume el encargo de formar Gobierno y anuncia que va «en serio»

El líder del PSOE calcula que necesitará entre tres semanas y un mes para negociar la formación de un Gobierno

02 de febrero de 2016. Actualizado a las 22:48 h. 21

0
0
0
0

«Todas las fuerzas del cambio estamos llamadas a entendernos para que el cambio se haga realidad». En un discurso que bien podría ser el de investidura, Pedro Sánchez ha aceptado el encargo del rey de formar Gobierno y ha anunciado que mañana mismo se pondrá a trabajar en una ronda de contactos con todos los partidos. ««No soy Rajoy. Voy en serio y espero que el resto vayan en serio», ha asegurado Sánchez, que además ha advertido a Podemos que no se trata de hablar de «sillones» y ha pedido a todas las formaciones políticas que se olviden de los vetos y piensen en el «bien común».

Sánchez planteó su primer discurso como candidato en torno a «cuatro grandes desafíos»: la falta de oportunidades laborales, la desigualdad, de la crisis de convivencia que sufre Cataluña y la lucha contra la corrupción. Para atajarlos «vamos a tender la mano tanto a izquierda como a derecha», aseguró el líder del PSOE, aunque tanto Ciudadanos como Podemos ya le han dejado claro que no hay espacio posible a un pacto con ambos y los escenarios para fromar Gobierno se le complican cada día que pasa.

Aunque no ha querido pronunciarse sobre si apuesta por la coalición planteada por Podemos, Sánchez sí que ha descartado cualquier tipo de alianza con el PP. «El PSOE no conjuga con el PP en un Gobierno», ha dicho, aunque se dialogará con los populares para abordar «grandes reformas» y, en concreto, mencionó la reforma constitucional. «El PP ha renunciado a la tarea de formar gobierno. Ha tratado de justificar su escapismo en que no tiene suficiente apoyo, pero es evidente que desde las elecciones no ha hecho ningún esfuerzo para ganar esos apoyos», lamentó el líder del PSOE.

Sánchez justifica su paso hacia adelante en que España se encuentra en «una encrucijada», en un «bloqueo institucional», y que el PSOE estaba dispuesto a sacar al país de estos problemas. El secretario general del PSOE ha admitido ser consciente de las dificultades que entraña haber aceptado intentar formar Gobierno, algo que considera «un inmenso honor». «Abro la mano y espero que también lo hagan el resto de fuerzas políticas. No hablemos de vetos y de tácticas partidistas porque haremos un flaco favor a la esperanza de cambio de millones de españoles», añadió el líder socialista.

Sánchez incluirá en su ronda de contactos a las confluencias de Podemos, a ERC y a Convergencia, aunque ha insisitido en que no buscará el apoyo de los independentistas para la investidura, ni tampoco su abstención. Esto complica todavía más sus posibilidades, sobre todo, mientras Ciudadanos y Podemos mantengan sus vetos mutuos y Rajoy insista en que solo apoyará un Gobierno que presida el PP.

Segunda ronda de contactos

Empieza a contar el tiempo. «O un Gobierno o unas eventuales elecciones», aseguraba Patxi López tras anunciar la decisión de Felipe VI. El rey propuso a Pedro Sánchez para formar Gobierno y como candidato a la investidura.  Así se lo ha comunicado Felipe VI al presidente del Congreso, al que convocó a las 19.30 horas en Zarzuela tras concluir la segunda ronda de consultas con los diferentes líderes políticos antes de designar un candidato a la Presidencia del Gobierno.

El líder socialista, Pedro Sánchez, calcula que necesitará entre tres semanas y un mes para negociar la formación de un Gobierno y así se lo ha comunicado al presidente del Congreso, Patxi López. «Es razonable que tengamos ese tiempo prudencial para convocar ese pleno», ha dicho López en comparecencia de prensa tras anunciar que Sánchez ha sido el candidato a la investidura propuesto por el rey.  

López ha explicado que ahora se inician las conversaciones con los grupos políticos para buscar un acuerdo de gobierno que en el caso del PSOE -su partido- tiene que ser refrendado por la militancia, razón por la que Sánchez le ha pedido ese periodo de tiempo antes de convocar el pleno. 

Sánchez se reunió esta mañana  con el rey en la que le manifestaba que está dispuesto a intentar formar gobierno y manifestó su intención de hablar con todas las fuerzas políticas para «salir de esta situación de bloqueo».  Por su parte, Mariano Rajoy ha confirmado tras su reunión con Felipe que éste no le ha propuesto intentarlo, aunque él no renuncia a hacerlo «en algún momento del proceso». Así que el líder del PP pasa al banquillo y esperará que los vetos de los barones, la consulta a la militancia o las formaciones emergentes le hagan el trabajo. 

Publicidad

Comentarios 0