Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Podemos se queja tras ser relegados sus diputados al «gallinero»

Por decisión de la Mesa, donde son mayoría PP y Ciudadanos, ocuparán los escaños más elevados de la cámara. Patxi López no estaba de acuerdo

EFE 27 de enero de 2016. Actualizado a las 10:03 h. 27

0
0
0
0

El portavoz de Podemos en la Cámara Baja, Íñigo Errejón, ha anunciado este martes que su grupo impugnará el acuerdo al que han llegado el PP y Ciudadanos en la Mesa del Congreso sobre la ubicación de sus diputados en el hemiciclo, una decisión «vergonzante» y «pueril» que, a su juicio, sólo merece el calificativo de «cacicada» porque les manda al 'gallinero'.

El PP y Ciudadanos han impedido este martes en el órgano rector de la Cámara que Podemos pudiera situarse en la fila de escaños de la bancada central del hemiciclo que hay justo el banco azul reservado al Gobierno, donde se situaron durante la sesión constitutiva del Congreso.

En esa fila se sentarán los diputados del PNV, que conservan su emplazamiento de la anterior legislatura, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, junto con los miembros de la dirección de su grupo parlamentario.

Acuerdo «partidista»

En declaraciones a los periodistas, Errejón ha tachado esa decisión de «vergonzante» y «partidista» porque, según ha remarcado, están tratando de «dividir» la imagen de la fuerza «del cambio» mandando a los diputados que representan a cinco millones de españoles al «gallinero» del hemiciclo. «Es un fraude con lo que votaron los españoles el pasado 20 de diciembre», ha apuntado el diputado de la formación morada, quien no obstante ha admitido que se esperaba que Ciudadanos acabara sumando sus votos a los del PP porque, según ha dicho, es su proceder «habitual».

Errejón sí ha aplaudido que el presidente del Congreso, Patxi López, haya decidido no votar la distribución de los escaños de los grupos y ha agradecido que, a su juicio, haya mostrado su «desacuerdo» con el mismo, al contrario de lo que ha hecho su vicepresidenta segunda, la también socialista Micaela Navarro, que se ha mostrado a favor de la ubicación de los de Pablo Iglesias.

En este punto, el 'número dos' de Podemos ha criticado que el PSOE decidiera dar la mayoría al PP y a Ciudadanos en la Mesa del Congreso lo que, en su opinión, demuestra que los acuerdos de «la gran coalición» sirven para que «las cosas no cambien» y las instituciones «se blinden contra el cambio».

«No nos van a invisibilizar»

Por ello, Errejón ha reiterado que Podemos va a impugnar este acuerdo del órgano rector del Congreso y a plantear una distribución de escaños diferente que refleje qué tipo de correlación de fuerzas votaron los españoles el pasado 20 de diciembre.

«Pobre del que con esta medida intente invisibilizar a la fuerza de los diputados del cambio», ha manifestado el diputado madrileño, apuntando que la tercera fuerza política del país, a la que le separan sólo 300.000 votos del PSOE, debería tener una ubicación proporcional a sus resultados electorales.

Errejón ha mostrado su respeto por los partidos que van a estar mejor situados que los de Podemos pese a haber tenido menos apoyo electoral y ha lamentado que su distribución dentro del hemiciclo responda exclusivamente a intereses «partidistas».

ERC ve «infantil» intentar «esconder lo que no gusta»

El portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, cree que la decisión de la Mesa de la Cámara de ubicar a los diputados de Podemos en el 'gallinero' del hemiciclo demuestra una «actitud infantil» de pretender «esconder lo que no gusta» como si así dejara de existir.  «No hemos tenido comunicación oficial pero, si es así, sorprende y casi parece una actitud infantil de esconder lo que no te gusta como si así no existiera. Pero es que seguiremos existiendo», ha subrayado Rufián, recordando que ERC es el quinto grupo en número de escaños y que, pese a ello, también ha quedado relegado a una parte alta del hemiciclo, sobre los diputados socialistas.

Por su parte, el portavoz de los independentistas catalanes, Joan Tardà, ha apuntado que «la lógica» lleva a asumir que las formaciones mayoritarias deben tener una ubicación «mejor» que las pequeñas. «Nosotros eso lo aceptamos perfectamente, así que si hay partidos mayoritarios mal ubicados creo que es injusto», ha zanjado.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 30