Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

«Evidentemente, mi candidatura la voy a presentar», reitera Mariano Rajoy

El líder del PP dice que está con fuerzas para someterse al examen del Congreso, aunque no tiene apoyos para ser investido

Europa Press 22 de enero de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 18

0
0
0
0

«Evidentemente, mi candidatura la voy a presentar. Nos han votado más de siete millones de españoles». Mariano Rajoy confirmó con estas palabras su intención de ser el primero en someterse a una sesión de investidura en el Congreso, aunque sus posibilidades de ser elegido presidente del Gobierno tanto en primera como en segunda votación sean nulas. El PP y el propio monarca se esmeraron en dejarlo claro. En su primera audiencia de la mañana, con el diputado de Compromís Joan Baldoví, Felipe VI avisó de que, salvo que él le pida de manera expresa lo contrario, su intención es seguir el «orden natural» y proponer que, como líder de la lista más votada, sea el jefe del Ejecutivo en funciones quien intente antes que nadie la reelección. Rajoy, por su parte, aseguró que sus planes siguen intactos. «Mi candidatura, evidentemente -dijo a la espera de la cita con el rey- la voy a presentar», porque «me veo con todas las fuerzas». Y así se lo explicará hoy a Felipe VI en la Zarzuela, aunque por respecto al monarca no quiso entrar en más precisiones sobre lo que piensa hablar con él.

Unas horas antes, voces autorizadas del PP ya salieron al paso de ciertos rumores para asegurar que, lejos de pensar en dar un paso atrás, el presidente en funciones trabaja ya en el discurso de investidura con el que, según el secretario de Organización, Fernando Martínez-Maíllo, pretende convencer al PSOE y a Ciudadanos de que es necesaria una «gran coalición». «Si esto en quince días lo resolviéramos, creo que sería el único planteamiento serio; lo demás va a generar demasiadas incertidumbres», dijo por la noche Rajoy en un acto de entrega de condecoraciones.

La estrategia causa, en todo caso, enorme preocupación en el partido del Gobierno en funciones. El hecho de que, desde el no rotundo de Pedro Sánchez el 23 de diciembre en la Moncloa, Rajoy se haya resignado a no mover un dedo para cambiar las cosas les hace temer un espectáculo dantesco en la sesión de investidura. Rafael Hernando trató de quitarle hierro. «Cuando el rey encargue esas funciones a quien sea, que nosotros esperamos que sea Rajoy -insistió-, empezarán las negociaciones». Él mismo se reunió, sin embargo, el miércoles por la noche con su homólogo socialista para hablar, entre otras cosas, de la investidura, aunque fuentes de ambos partidos afirman que no hubo cambio de posición alguno.

El mandato de las urnas

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, fue contundente al postular la candidatura de Rajoy. En la rueda de prensa posterior al Consello, recordó que «de los cuatro candidatos que se planteaban el objetivo de la presidencia, el que ganó las elecciones y el que los españoles votaron fue Rajoy y, por lo tanto, es el candidato con más apoyo dentro de los ciudadanos, que es lo que importa; por tanto, entiendo que le corresponde intentar formar Gobierno porque ese es el mandato de las urnas y de los ciudadanos».

Publicidad

Comentarios 1