Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Pedro Sánchez rechaza pactar con Rajoy y le acusa de dar alas al independentismo

El líder del PSOE se siente «fuerte» pese a las divergencias internas en su partido

Madrid / La Voz, 18 de enero de 2016. Actualizado a las 11:03 h. 22

0
0
0
0

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, vive desde el mismo día en el que se celebraron las elecciones en una encrucijada política cada vez más complicada. Y de que encuentre una salida a ese laberinto depende no solo el que sea capaz o no de gobernar, sino también su futuro político como líder del partido. El dirigente socialista está atrapado entre las presiones del PP y del sector empresarial para que llegue a un acuerdo de Gobierno con los populares; las de Podemos para que apueste por la plurinacionalidad de España si quiere pactar con ellos, y las de su propio partido para que anteponga la unidad nacional a cualquier acuerdo con los de Pablo Iglesias.

«Me siento bien, me siento fuerte», aseguró ayer Sánchez, a pesar de que, ante las fuertes divergencias que ha creado en el PSOE su decisión de ceder senadores a los independentistas de ERC y de Democracia i Llibertat para formar grupo propio en el Senado, su liderazgo empiece a tambalearse. El secretario general de los socialistas confía en apaciguar la situación y recuperar la confianza de los suyos antes de que el próximo 30 de enero se enfrente a un Comité Federal del PSOE decisivo para conocer si obtendrá o no el aval de su partido para negociar con Podemos y tratar de conformar un Gobierno de izquierda. De momento, elude la polémica. Ayer, durante una visita a Santander en la que estuvo acompañado del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, Sánchez rehusó contestar a todas las preguntas relacionadas con las diferencias internas que vive el PSOE por el favor concedido a los independentistas y optó por presentar la polémica como un enfrentamiento con el PP sobre el que, dijo, no va aceptar «lecciones de patriotismo».

El «Red Bull» del independentismo

Sánchez devolvió en este sentido al presidente del Gobierno en funciones el argumento de estar favoreciendo al independentismo con sus decisiones. «Mariano Rajoy es el Red Bull de los independentistas, les da alas», señaló, explicando que ha sido con un Gobierno del PP con mayoría absoluta cuando «un 48 % de los catalanes hayan abrazado el independentismo, como ocurrió el pasado 27 de septiembre».

Lo que sí dejo claro Sánchez es que, con presiones o sin ellas, intentará formar un Gobierno de izquierda si Rajoy fracasa en la investidura, que no pactará con el PP porque va a ser «coherente» con el cambio que, a su juicio, han pedido los españoles y además no va a renunciar a ser el «arquitecto del nuevo tiempo político». «Vamos a actuar al dictado de nuestros valores, al servicio del cambio y el progreso y del interés general de la mayoría a la que nos debemos», señaló el líder de los socialistas.

Antes de presidir la comida anual del PSOE de Cantabria, Pedro Sánchez se reunió con el presidente de la Comunidad, Miguel Ángel Revilla, con el que compartió unas anchoas y unos vasos de vino en una taberna. «Pedro, se fuerte», le dijo el líder regionalista, instándole así a resistir las presiones para que permita un Gobierno de los populares. El líder del PSOE contestó a su aliado en Cantabria que lo va a ser porque Rajoy no está capacitado para gobernar en la situación actual. «España necesita grandes transformaciones que exigirán grandes consensos y Mariano Rajoy, que ha gobernado solo y frente a todos, y que hasta hace pocos días solo ha confundido su mayoría absoluta con el absolutismo, no es la persona capacitada para poder liderar esos grandes consensos», concluyó.

Publicidad

Comentarios 18