Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El número dos de ERC critica que Artur Más no dé «un paso al lado»

También reprocha a la CUP tener «la mirada corta». Mientras, Junts pel Sí y la plataforma anticapitalista mantienen los contactos

09 de enero de 2016. Actualizado a las 14:15 h. 5

Ampliar imagen

0
0
0
0

El número dos de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha criticado hoy la «mirada corta» de la CUP y del presidente de la Generalitat en funciones y líder de CDC, Artur Mas, del que ha lamentado que no haya dado «un paso al lado». «Hay una mirada demasiado corta por parte de los compañeros de la CUP y también del presidente, porque si Mas hubiera dado un paso al lado, la figura del presidente habría crecido mucho más de lo que lo ha hecho hasta ahora», ha afirmado Tardà.

En declaraciones a Rac1, el dirigente republicano, uno de los que más ha incidido públicamente con que Mas debería haberse movido de su posición, ha admitido que está «más que cabreado» por el fracaso de las negociaciones entre JxSí (CDC y ERC) y la CUP.

Las dos partes mantienen contactos hoy. Según fuentes de la CUP, continúan trabajando aunque no se han convocado reuniones «oficiales», mientras que JxSí mantiene el hermetismo.

En este contexto, Tardà ha hecho autocrítica por el fracaso por las negociaciones: «Es un delito, entre comillas, que no sepamos gestionar este momento. Lo que tenemos es una joya, los resultados del 27S, y malbaratar esta posibilidad genera mucha frustración».

Así, ha relatado que se cruzó con un amigo el otro día «de izquierdas, luchador y antifascista» que le mandó «a la mierda» porque estaba «dolido»: «Nunca habíamos tenido esta herramienta en las manos y que se nos vaya -de las manos- porque no hemos sido capaces de ponernos de acuerdo cuesta de digerir».

En esta línea, Tardà ha avanzado que él y sus compañeros de partido se tendrán que preguntar qué podrían haber hecho para llegar a un acuerdo.

Tardà ha pedido en todo caso hacer un último intento hoy, aunque sea con «procedimientos y metodologías extraordinarias», al juzgar que «no es ninguna vergüenza tomar decisiones a última hora».

«No nos lo merecemos, la gente no se lo merece, razón por la cual, aunque pueda parecer 'friki', tanto me da, hoy es sábado y yo lo que querría es que los dirigentes políticos volvieran a estar encerrados y meditando, y que evaluaran y cuantificaran la magnitud del desastre que significa que no haya acuerdo», ha afirmado

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0