Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

La CUP aparta a Mas, investirá al alcalde de Gerona pero renuncia a hacer oposición

La formación anticapitalista asume haber cometido errores, se compromete por escrito a no votar nunca en el mismo sentido que los grupos contrarios al Govern y cede dos diputados que se incorporarían a la dinámica de Junts pel Sí, lo que garantiza la estabilidad del Ejecutivo de Carles Puigdemont: «La negociación corrigió lo que las urnas no nos dieron», declaró Mas

La Voz AgenciasRedacción, 09 de enero de 2016. Actualizado a las 22:51 h. 42

0
0
0
0

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha comunicado de forma oficial a las 18.00 horas que no repetirá como candidato de Junts pel Sí. «Voy a dar un paso hacia un lado; es una decisión muy dolorosa, pero estoy tranquilo», ha asegurado. «Es tan digno ser presidente como expresidente», ha añadido.

Artur Mas también ha avanzado que mañana el Parlamento de Cataluña investirá en primera votación, y por mayoría absoluta, al candidato que «yo» proponga. Un nombre que no es otro que el de Carles Puigdemot, alcalde de Gerona y presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia, «un hombre de toda mi confianza», ha recalcado Mas. En las últimas horas ya se había filtrado que este era el candidato de consenso que se barajaba. El plan implicaría que Puigdemont recibirá los votos de los 62 escaños de Junts pel Sí y dos de los 10 diputados de la CUP, el acuerdo que habría permitido evitar la repetición de elecciones. Este pacto supondría que la formación Junts pel Sí tendrá el control de la cámara catalana con el beneplácito de la CUP. El grupo tendrá más diputados en el Parlament (64) que los grupos no independentistas. «Aquello que las urnas no nos dio directamente se ha corregido a través de la negociación», ha afirmado el presidente catalán en funciones.

Artur Mas explica el giro inesperado en la negociación por varios puntos. Uno de ellos sería el haber logrado las bases para asegurar una «estabilidad que no teníamos y que ahora tendremos». También, el que «la CUP haya asumido errores propios con consecuencias prácticas, como la de renovar parte del grupo parlamentario».

El presidente en funciones ha centrado parte de su comparecencia en arremeter contra esta formación anticapitalista. «Es bueno que los que hayan cometido errores los reconozcan públicamente y la CUP lo hará», ha insistido. En una declaración no falta de polémica, también ha asegurado que la CUP se ha comprometido por escrito «a no votar nunca en el mismo sentido que los grupos parlamentarios contrarios al Gobierno y a sus compromisos». Preguntado a continuación por este punto, ha aclarado que los miembros de la CUP «no estarán en el Gobierno para hacer oposición». «Cataluña no puede perder elecciones», ha remarcado. 

Artur Mas ha repetido en varias ocasiones «no me retiro de la política», un interrogante que él mismo ha querido explicar. El presidente de la Generalitat en funciones recalca que seguirá activo «ayudando» en el proceso soberanista y contribuirá a refundar CDC, sin descartar ser candidato en futuros comicios. Artur Mas explica que al no ser investido en esta ocasión, queda «absolutamente libre» de su compromiso de retirarse a los 18 meses de la legislatura si presidía la Generalitat y, en este sentido, ha dicho que «no renuncia» a presentarse en futuras elecciones. «En función de cómo vayan las cosas en Cataluña es una puerta que queda abierta», ha añadido Mas, quien ha precisado que se retira «de un cargo directo» pero que no lo hace «de la política».

Asegura, eso sí, que no ocupará otro cargo en este Gobierno. «De cargos, nada», afirma. No confirma, sin embargo, si abandonará también el acta de diputado de Junts pel Sí en el Parlament. Remarca que da «un paso a un lado» para «tirar hacia adelante el país» y que se pone a disposición del Parlament para lo que se le pida en el futuro, así como del futuro president y del nuevo Govern de Cataluña.

Artur Mas, que explica que está tranquilo y «con la sensación de haber hecho el bien», ha arrancado su comparecencia recordando que la repetición de las elecciones en Cataluña «no era el escenario deseado». «Era el peor de los escenarios», ha aclarado. También ha explicado que se ha llegado a esta solución tras unos movimientos «promovidos por personas individuales y entidades de Cataluña, muy representativas en el movimiento independentista»» y que se han precipitado en las últimas 24 horas. El presidente en funciones habla de decisiones que no estaban previstas y de de una «solución» que, reconoce, tiene «costes y beneficios». Artur Mas asegura que los beneficios superan en mucho los costes «políticos y personales».

Con este acuerdo -ha dicho- «el proceso queda salvado, el Parlament podrá empezar a funcionar y el Govern podrá hacer el trabajo que pueda hacer con la garantía de que no tumbarán las votaciones cada semana o cada mes». 

Puigdemont agradece el gesto de Mas: «Todos hacemos falta»

El alcalde de Gerona y futuro presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dado hoy las gracias a Artur Mas por cederle la Presidencia y ha dicho: «Todos estamos llamados y todos hacemos falta», en alusión a la máxima unidad de los soberanistas para declarar la independencia.

En su cuenta de Twitter, Puidemont ha escrito: «Tenemos un proyecto iniciado, bien orientado y sólido. Todos estamos llamados, todos hacemos falta. Gracias, president, por liderar y por perseverar».

El Parlament convoca Mesa y Junta para celebrar el pleno mañana por la tarde 

La presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, ha convocado la Mesa y la Junta de Portavoces para mañana domingo a las 16.00 horas con el objetivo de acordar la convocatoria del nuevo debate de investidura del president de la Generalitat, que comenzará una hora después.

Forcadell ha anunciado en su cuenta de Twitter que acaba de finalizar los contactos con los diferentes grupos de la Cámara catalana y que el pleno de investidura se celebrará a las 17.00 horas de mañana domingo.

El Parlament ha informado en un comunicado de la celebración de un pleno que debe ser exprés, puesto que sólo se logrará la investidura si es aprobada por mayoría absoluta en primera votación.

Acuerdo

Junts pel Sí y la CUP alcanzaron definitivamente esta tarde un acuerdo para investir al hasta ahora alcalde Gerona, Carles Puidemont, como nuevo presidente de la Generalitat y apartar así a Artur Mas. Así lo confirmó antes de la comparencia de Artur Mas, el presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez. Ambas formaciones mantuvieron contactos a lo largo del día de hoy tras el fracaso de las negociaciones de los dos últimos días. 

Ampliar imagen

Aunque inicialmente se planteó una terna de nombres para sustituir a Artur Mas (la hasta ahora vicepresidenta de la Generalitat, Neus Munté; la diputada y expresidenta de Omnium Cultural, Muriel Casals, y el alcalde de Gerona y presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia, Carles Puigdemot),  el paso de las horas colocó a Puigdemont como la persona que sustituirá a Artur Mas como candidato a la presidencia de la Generalitat. 

A cambio de conseguir que Artur Mas no sea el candidato, ocho de los diez diputados de la CUP tendrían que dimitir y no acudir a la votación mientras que los otros dos se integrarían en Junts pel Sí. De esta forma el Parlament contaría con 127 diputados y la mayoría absoluta se alcanzaría con 64 escaños (62 de Junts pel Sí más los dos de la CUP). Falta por concretar si la renuncia sería de los representantes de la CUP en el Parlament sería permanente o si sería temporal hasta que, pasada la votación, los siguientes miembros de la lista recogiesen el acta.

Mas se reunió en la Generalitat con los máximos dirigentes de Convergència

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, se reunió antes de comparecer con los máximos dirigentes de CDC en el Palau de la Generalitat. A la reunión asistieron los máximos dirigentes de CDC, su coordinador general, Josep Rull, el vicesecretario de coordinación institucional, Lluís Coromines, y el presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, Jordi Turull. Varios medios también aseguraron que el propio Carles Puigdemot, habría acudido a la reunión. 

El plazo expiraba mañana

El margen de maniobra era escaso dado que el domingo a las 23.59 horas expiraba el plazo legal para tener investido un presidente, por lo que el pleno de investidura se debería convocar de hoy para mañana. Además, se debería hacer en una sola votación, por lo que el candidato requería el apoyo de una mayoría absoluta, es decir, de todos los votos de JxSí y los dos de la CUP si, efectivamente, ocho de ellos abandonan el escaño. 

Los últimos contactos se producen después de dos reuniones que tuvieron lugar el jueves y el viernes en las que se puso sobre la mesa dos fórmulas para alcanzar un acuerdo que fueron desechadas cada una por una formación. La primera era constituir una asamblea de concejales, alcaldes, diputados y senadores para que hagan una propuesta de presidente de la Generalitat que luego valide el Parlament, un planteamiento que convencía a JXSí pero no a la CUP. Mientras que la segunda era elegir a un presidente de forma temporal y que en tres meses se celebre una consulta para que sean los ciudadanos los que elijan al definitivo, que fue rechazada por JxSí y aceptada con matices por la CUP.

Publicidad

Comentarios 86