Crimen en León

Isabel Carrasco, «muy curranta, pero tenía enemigos por todos los sitios»

Isabel Carrasco, una mujer polémica hasta en el PP, con carácter fuerte, y acusada de malversación y presunta corrupción

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

«No tenía buena prensa, pero ganaba. Hasta en su propio partido algunos no hablaban bien de ella, pero esto no se le hace a nadie». Así se expresa sobre Isabel Carrasco, asesinada ayer, una leonesa del Bierzo que desea permanecer en el anonimato.

También un exprocurador en las Cortes de Castilla y León por el PP, y que ahora está al margen de la política, se pronuncia en el mismo sentido. «Era una mujer muy curranta, pero se enfrentaba a muchas cosas y tenía enemigos por todos los sitios», asegura. «Los mayores enemigos son los del partido», dice mentando a Konrad Adenauer, y «estar tanto tiempo en política crea verdaderas enemistades», concluye.

Y es que la presidenta de la Diputación de León desde el 2007, Isabel Carrasco, contaba con una larga carrera en la política, a la que accedió, no sin dificultades, -era mujer y separada- en 1987 de la mano de José María Aznar como delegada territorial de la Junta, y en la que fue dejando bastantes enemigos.

Desde entonces, esta inspectora de Hacienda, que tuvo su primer destino en Vigo en 1980, caminó de la mano de Juan José Lucas como consejera de Economía y Hacienda hasta 1995. Ese año tuvo su primer tropiezo importante. El presidente Juan Vicente Herrera la apartó de su equipo. Pero resucitó con fuerza en el congreso del 2004 y llegó a ser la primera presidenta del PP de León. En el 2008 fue reelegida.

Su fuerte carácter y su falta de tolerancia con aquellos que discrepaban de sus postulados provocó el abandono de la formación de cientos de militantes, en parte por sus maneras de disolver juntas locales para poner a gente de su confianza.

No son pocos los casos de falta de ética y de presunta corrupción en los que se había visto envuelta, pero su tenacidad y laboriosidad le hacían seguir adelante. Así, fue condenada en primera instancia por presunto amaño de unas oposiciones en la Diputación de León. Fue acusada de pasar kilometraje no realizado al erario público, pero la mayor polémica vino de la mano de su aumento de sueldo, alrededor de un 13 % en el 2011 en plena crisis económica y al tiempo que los funcionarios veían como los suyos mermaban.

La oposición le echó en cara haber pagado facturas de centros de belleza con dinero de la diputación, institución de la que cobraba cerca de 80.000 euros.

En su partido era conocida como la mujer de los trece sueldos, pero lo que se dice salario solo tenía el que cobraba de la diputación, aseguraban sus colaboradores, pues del resto de instituciones ?PP, ayuntamiento, consorcio del aeropuerto, instituto leonés de cultura, consorcio provincial de turismo, Gersul, Tinsa, Caja España, Viproelco, Inmocasa, Invergestión- solo percibía dietas y desplazamientos, con los que duplicaba los ingresos.

Los socialistas de León la denunciaron por malversación, al sostener que acudía a los consejos de Caja España (León, Salamanca) en coche oficial y con chófer y pasaba facturas de kilometraje. Isabel Carrasco fue llevada a los tribunales por cobrar desplazamientos a Madrid a consejos de administración de Tasaciones Inmobiliarias pese a hacerlos en el Audi oficial.

Además, sus ingresos se veían completados con jugosas dietas que algún año como en el 2010 llegaron a los 59.400 euros solo de Caja España-Duero.

Esta mujer, nacida en 1956 en Santibáñez del Bernesga (León), no dejaba indiferente a nadie. Polémicas también eran muchas de sus declaraciones como: «La población está encantada con el copago sanitario» y «no puede ser que aquí sea gratis todito», en alusión a los recortes en educación y sanidad.

Más información Selección realizada automáticamente

 

Isabel Carrasco entró en la política de la mano de Aznar. j. casares efe