El presidente del Tribunal Supremo niega haber justificado la violencia en los escraches

Gonzalo Moliner matiza sus propias palabras sobre el derecho a manifestación


25/04/2013 22:39 h

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Gonzalo Moliner, ha negado hoy haber justificado la violencia o intimidación que se puedan dar en los escraches, durante las diversas declaraciones que hizo ayer jueves con motivo de la jornada de puertas abiertas del alto tribunal.

En un comunicado, ha señalado que «con independencia de las palabras que haya podido utilizar en sus sucesivas entrevistas o de las conclusiones que se hayan sacado de las mismas, en ningún caso ha estado en su ánimo justificar la violencia o la intimidación que pueda acompañar a los indicados actos de manifestación».

«El de manifestación es un derecho constitucional, pero si su expresión no se realiza de acuerdo a la ley puede constituir una falta administrativa o penal, depende. No se puede decir porque está en función de las circunstancias de cada manifestación», señaló ayer el presidente del TS en relación con los escraches. Tras afirmar sobre estos actos que «no se puede opinar en general, ni condenándolos, ni aceptándolos», Moliner añadió: «En principio, si no es violenta, es una manifestación de la libertad de expresión... pero depende de cómo se desarrolle».

Votación
0 votos