Prisión para cuatro hermanos por el crimen de una joven en Zaragoza

El cadáver descuartizado de la víctima fue hallado el pasado mes de octubre

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La titular del juzgado nº 3 de Zaragoza ha ordenado prisión para los cuatro hermanos implicados en el asesinato de una joven de 27 años en la localidad zaragozana de Cadrete, cuyo cadáver descuartizado fue hallado en octubre del año pasado pero cuya identificación no se llevó a cabo hasta hace unos días.

En su auto, la instructora imputa la autoría material del crimen de Vanessa Barrado Hernández a su compañero sentimental, Cristóbal M.M., considera cómplices a sus hermanos Miguel Ángel y Juan Manuel y acusa de encubridora a su hermana Jessica.

Tras la prueba testifical practicada a lo largo de la jornada de hoy, la jueza, que ha estimado la petición de prisión formulada por la fiscalía, fundamenta su decisión en los indicios hallados por los investigadores así como en el riesgo de fuga de los detenidos y de posible destrucción de pruebas.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, al parecer ni Cristóbal, al que los investigadores atribuyen la presunta autoría material del crimen, ni su hermano Miguel Ángel han querido responder a las preguntas de la acusación pública y de su representación legal.

Por contra, Juan Manuel y Jessica han decidido declarar para negar todas las imputaciones hechas por los investigadores en torno a la autoría del crimen.

Estas fuentes han añadido que Juan Manuel M.M., que convivía con la pareja, habría reconocido ante la juez la existencia de discusiones entre su hermano y la víctima pero que en ninguna ocasión desembocaron en agresiones.

Al parecer, ambos hermanos habrían relatado a la instructora que la mujer, que mantenía una intensa actividad en la red social Facebook, había decidido abandonar el hogar familiar y a su propia hija de dos años en busca de trabajo, posiblemente en Valencia.

Estas declaraciones, coincidentes con las realizadas por Cristóbal M.M. a los policías durante la investigación de los hechos, no convencieron a los agentes, que optaron por detener el pasado domingo a los cuatro hermanos al confirmar los análisis de ADN la identidad de la víctima.

Los investigadores no descartan que los celos, motivados por los contactos y amistades establecidos por Vanessa en Facebook, estén en el origen del crimen.

Tras la toma de declaración, el fiscal ha solicitado el ingreso en prisión de los cuatro detenidos dada la gravedad de los hechos imputados y el riesgo de fuga existente, a lo que se han opuesto los letrados de la defensa, que han solicitado la puesta en libertad de sus clientes por falta de pruebas.

Al parecer, la instructora tiene previsto hacer público a lo largo de la jornada de mañana su decisión sobre la situación procesal de los detenidos.

El cuerpo de Vanessa Barrado fue localizado por dos agricultores que paseaban por la zona, aunque inicialmente fue atribuido a una mujer de una población alejada de Cadrete, Ricla, cuya desaparición fue denunciada a finales de abril por su marido, Antonio Losilla.

A pesar de ingresar en prisión como sospechoso de la muerte de su mujer, las pruebas de identificación revelaron que los restos hallados no correspondían a la supuesta víctima, y meses después constataron que correspondían a Vanessa Barrado.

Vanessa vivía junto a su compañero sentimental, Cristóbal M.M., y una hija de ambos de 2 años de edad, en una vivienda situada a unos pocos cientos de metros de la chopera donde fue localizado el cadáver.

Saber más...