Vuelta y vuelta

¿Dónde está Esperanza?

La «lideresa» aún no ha asomado en uno de los días más duros para Rajoy en los últimos años

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Dos pesos pesados del PP no aparecen en los papeles de Bárcenas. Una es Soraya Sáenz de Santamaría. Ella ya fue rotunda la primera vez que se le preguntó al respecto señalando que ni se le habían ofrecido sobres «ni los hubiera aceptado». La otra es Esperanza Aguirre, la expresidenta de la comunidad de Madrid, que abandonó por voluntad propia de la primera línea política en un retiro que duró poco más de tres meses.

En el día más duro para el PP en los últimos años, hoy la lideresa no ha asomado la cabeza. Y eso que en las últimas semanas ha realizado una tournée por diferentes medios de comunicación en lo que parecía la escenificación de los preparativos para su vuelta al primer plano.

Pero lo hará, porque parece que Esperanza Aguirre nunca perdió la esperanza de liderar el PP pese a aquel cierre en falso del congreso de Valencia del 2008 en el que a punto estuvo de disputarle la presidencia a Rajoy, y pese al triunfo en las elecciones de hace un año, que deberían haber convertido el partido en una balsa de aceite.

Lo que menos se necesita ahora es una pelea interna por el poder en el partido que tiene la responsabilidad de gobernar un país que día sí, día no, flirtea con la posiblidad del rescate. El PP debe tomar medidas definitivas y probar ante al opinión pública que, si en el pasado cometió alguna ilegalidad, la ha solucionado y los implicados asumen su responsabilidad. Y si tiene que relevar a cargos importantes, hacerlo también también. Pero con contundencia y con rapidez, en lugar de permitir una pelea interna que se enquiste meses y meses. Porque será la única manera de que se ponga a gobernar, y porque lo que no van a tolerar los ciudadanos es que se le sigan pidiendo esfuerzos y sacrificios mientras la sombra de la sospecha planea sobre el PP y, en consecuencia, sobre el Gobierno.