Un exempleado del Burger King de Coslada amenaza a trabajadores y clientes con una pistola de fogueo

Cuando consiguieron que tirase el arma, sacó un machete de grandes dimensiones y un hacha. Dejó abandonados unos altavoces simulando una bomba

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Un exempleado de una hamburguesería de Coslada ha amenazado hoy a los trabajadores y clientes del local con una pistola, un machete y un hacha hasta que ha sido reducido por la policía, que ha tenido que efectuar disparos al aire para disuadirle y analizar durante horas un paquete que dejó abandonado el individuo simulando un artefacto explosivo. Finalmente, los agentes comprobaron que solo contenía unos altavoces

Según ha confirmado la Jefatura Superior de Policía, el suceso ha ocurrido sobre las 15.30 horas en el Burger King situado en la avenida de San Pablo número 48 de Coslada, donde un hombre que trabajó en este establecimiento entró exhibiendo una pistola y amenazó a los trabajadores y clientes, a algunos de los cuales empujó contra la barra.

Varios clientes lograron escapar del local y avisaron a la policía, que al llegar pidió al hombre que depusiera su actitud y se tranquilizase. En lugar de obedecerles, el hombre cogió a un empleado por el cuello y le apuntó a la cabeza con la pistola, que luego se demostró que era de fogueo, aunque inicialmente parecía real, y aseguró que le iba a matar.

Las dos patrullas de Policía Nacional y la de Policía Municipal que habían acudido al lugar trataron de convencer al hombre de que dejase el arma durante varios minutos, en los que se han vivido escenas de tensión entre los empleados y los clientes. Finalmente el empleado logró escaparse y el agresor tiró la pistola, pero a continuación sacó de entre la ropa un machete de grandes dimensiones y un hacha mediana, con la que trató de agredir a los agentes, a los que amenazaba.

Al ver esta actitud, los agentes efecturaron varios disparos al aire y lograron desarmarle y detenerle, sin que nadie resultase herido. El hombre dejó tirado en el restaurante un paquete, por lo que la Policía Nacional tuvo que desalojar el local y acordonar la zona. Sobre la ocho de la tarde se retiró el paquete sospechoso del Burger King, tras comprobar que únicamente contenía unos altavoces.

Agentes del grupo especializado en desactivación de explosivos (Tedax) y perros adiestrados descartaron prácticamente desde un primer momento que se tratase de un artefacto, aunque se vieron obligados a activar el protocolo habitual en estos casos, desalojando el local y acordonando la zona. El restaurante está ubicado en las afueras de la localidad, en una zona sin viviendas, por lo que solo desalojó la hamburguesería, aunque se tuvo que acordonar la avenida y cortar el tráfico durante unas dos horas.

El Burger King continuó desalojado hasta las ocho de la tarde, cuando la policía retiró el paquete sospechoso, tras comprobar que únicamente contenía unos altavoces envueltos como si se tratase de un explosivo.

El arrestado, identificado como Adrián I., español y sin antecedentes policiales, ha sido trasladado desde la Comisaría de Coslada al Hospital del Henares, donde ha quedado ingresado en la Unidad de Psiquiatría.

Saber más...