Ingresados en la UVI dos niños de Toledo tras arder un piso

Los hermanos tienen una «intoxicación grave» por inhalación de monóxido de carbono y llegaron al hospital semiinconscientes

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Dos menores, un niño de 14 años, y su hermana de 10, se encuentran en estado «grave» en la UVI del hospital de Toledo por la inhalación de gases y de humo de un incendio que se declaró esta madrugada en un piso de la calle Fuenteseca del barrio de Santa María de Benquerencia, en la capital toledana.

Según han informado fuentes del hospital Virgen de la Salud de Toledo, los hermanos tienen una «intoxicación grave» por inhalación de monóxido de carbono y fueron hospitalizados en estado de semiinconsciencia.

Los padres también están en observación en el centro sanitario, igualmente por inhalación de gases y de humo, aunque su estado no reviste gravedad.

En total, en el hospital de Toledo han sido atendidas seis personas, la familia citada, y otras dos por estado de ansiedad, que han sido dadas de alta.

El incendio se originó a las 2:30 horas en el tercer piso del número 6 de la calle Fuenteseca, un bloque compuesto por dieciséis viviendas, cuyos moradores tuvieron que ser desalojados y que aún no han podido entrar en sus casas, según ha informado el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Toledo, Rafael Perezagua. El intenso humo y los gases se propagaron por todo el bloque y penetraron en la vivienda del cuarto piso donde estaban los niños con sus padres, que también fueron evacuados al hospital junto a una quinta persona, ésta última por una crisis de ansiedad.

El concejal ha explicado que la familia afectada cuando vio que algo estaba ocurriendo en el edificio, abrió la puerta de su casa, situada justo encima de la incendiada, y ello hizo de tiro de chimenea, lo que permitió la entrada de gases y de denso humo.

Los bomberos, ayudados por una escala, tuvieron que evacuar todo el bloque, hasta una treintena de personas, a través de las terrazas y previsiblemente podrán regresar a sus hogares a lo largo de la mañana después de pasar la noche en casas de familiares, aunque algunos se cobijaron en el centro de salud.

La Policía Judicial está investigando las causas del incendio, que dejó totalmente destruido el salón de la vivienda donde se produjo, en el piso tercero.

Al lugar del suceso se desplazaron, además de los bomberos, agentes de la Policía Local y de la Nacional, así como el concejal Perezagua.