El Gobierno promete una ley de transparencia para antes de abril

Ya ha solicitado al Congreso la comparecencia de todos los ministros


Redacción / La voz 27/12/2011 06:00 h

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría aprovechó ayer la toma de posesión de la periodista gallega Carmen Martínez Castro como secretaria de Estado de Comunicación para resaltar el compromiso del Gobierno con la transparencia. En este sentido, confirmó que es intención del Ejecutivo aprobar en un plazo máximo de tres meses la ley de transparencia, buen gobierno y acceso a la información por parte de los ciudadanos. Un proyecto que el equipo de Rodríguez Zapatero tenía ya muy adelantado, pero que no llegó a ser aprobado debido al adelanto de las elecciones.

«Es una profesional de la comunicación de acreditada solvencia, leal, transparente y sincera», dijo Soraya Sáenz de Santamaría de Carmen Martínez de Castro. Unas cualidades personales, añadió, que encajan con los principios de la política informativa que pretende aplicar Mariano Rajoy, basada en la sinceridad y el realismo a la hora de afrontar los problemas que afectan a España y su comunicación a los ciudadanos. Martínez Castro ha sido de hecho la sombra permanente del ahora presidente del Gobierno desde que, en el 2006, fue nombrada directora de Comunicación del PP.

En el mismo acto tomó posesión como secretario de Estado de Relaciones con las Cortes José Luis Ayllón, de quien Sáenz de Santamaría dijo que se trata de «una persona con capacidad de diálogo, moderada, que tiene la tarea de llevar a las Cortes las principales reformas con rango de ley». Ayllón ya fue el número dos de la vicepresidenta durante la pasada legislatura, en la que fue la portavoz del Grupo Parlamentario Popular. El Ejecutivo pretende aprovechar los lazos que forjó con el resto de los grupos para mantener un diálogo fluido con el Congreso. Aunque el PP dispone de una cómoda mayoría absoluta, la intención de Mariano Rajoy es conseguir apoyos de otras fuerzas, significadamente de los nacionalistas catalanes de CiU, para evitar dar una imagen de soledad cuando saque adelante los aspectos más dolorosos de su programa de recortes.

La primera tarea del secretario de Estado fue la de enviar ayer mismo al Congreso las peticiones de comparecencia de todos los ministros para explicar las prioridades de sus respectivos departamentos.

Votación
0 votos