Un preso muere en Teruel tras cinco meses de huelga de hambre

Estaba condenado por violación y robo pero pedía que se le revisara la condena.

colpisa

El preso marroquí Tohuami Hamdaoui, de 41 años, falleció el sábado en el hospital Obispo Polanco, de Teruel, tras cinco meses de huelga de hambre. El recluso, condenado a trece años de cárcel por la violación de una menor y a tres más por robar sus pertenencias, reclamaba con el ayuno que los tribunales revisaran esa condena que le impuso la Audiencia Provincial de Alicante en febrero del 2003.

Hamdaoui siempre se declaró inocente y aseguraba que su condena se debió a un error judicial, pero nadie aportó pruebas nuevas que sirvieran para reabrir su caso. El inmigrante había llegado al centro penitenciario de Teruel hacía un año. Su comportamiento, según testigos, fue normal hasta que hace cinco meses decidió ponerse en huelga de hambre. Desde el primer momento mostró una gran determinación en llevarla hasta sus últimas consecuencias. El equipo de tratamiento del centro penitenciario trató de disuadirlo, pero no lo consiguió.

Votación
2 votos