Motín en un vuelo con destino a Ciudad Real procedente de París

El avión aterrizó en Madrid después de que los pasajeros se negasen a ir a Barcelona cuando la compañía Vueling les informó de que el aeropuerto de Ciudad Real estaba cerrado.


Un avión de Vueling que hacía el trayecto París-Ciudad Real decidió cambiar su ruta con el consecuente amotinamiento de los 150 pasajeros que viajaban en él, según informa el Diario de Castilla la Mancha.

El vuelo salió con retraso y durante el viaje la compañía aérea informó de que no podían aterrizar en el aeropuerto de Ciudad Real por estar cerrado, por lo que se dirigían a El Prat.

Sin embargo, una vez en Barcelona los viajantes se negaron a bajar de la nave, por lo que Vueling se vio obligada a llevar al centenar y medio de pasajeros a Madrid, para luego ser trasladados en autobus hasta su destino.

Mientras, en el aeropuerto de Ciudad Real, más de noventa personas esperaban la llegada de ese mismo avión para dirigirse de vuelta a París.

Según las fuentes, el controlador aéreo de la ciudad castellano-manchega estaba a punto de finalizar su jornada, pero iba a permitir el aterrizaje del vuelo YV2000, aunque no la posterior salida rumbo a la capital francesa.

Votación
8 votos