El Parlamento Europeo condena el ataque de Marruecos en Aaiún y pide una investigación a la ONU

La UE no censura explicítamente la actuación de Rabat pero «deplora» la pérdida de vidas y los ataques a la libertad de prensa.


El Parlamento Europeo ha condenado esta mañana la violencia registrada en el desmantelamiento marroquí del campamento saharaui de Gdaim Izik, cerca de El Aaiún, y ha exigido una investigación internacional.

Los eurodiputados han aprobado en una votación a mano alzada la resolución que habían pactado previamente todos los grupos políticos. En la resolución no se censura explícitamente la actuación de las autoridades marroquíes, pero sí se «deplora» la pérdida de vidas y se lamentan los ataques a la libertad de prensa, por lo que se exige a Rabat que permita el libre acceso al Sahara Occidental a periodistas, observadores y organizaciones humanitarias.

El texto, con el que el Parlamento Europeo fija su postura oficial sobre los sucesos de El Aaiún, expresa la «máxima preocupación» de los diputados por «el deterioro de la situación en el Sahara Occidental». Además, deplora «la pérdida de vidas humanas y expresa su solidaridad a las familias de las víctimas, heridos y desaparecidos», al tiempo que llama a las dos partes a «mantener la calma y a abstenerse de más violencia».

La Eurocámara «toma nota de la apertura de una comisión de investigación del Parlamento marroquí para arrojar luz sobre el desarrollo de los hechos», pero considera que «las Naciones Unidas serían la instancia más adecuada para llevar a cabo un investigación internacional que esclarezca los sucesos, las muertes y las desapariciones».

El Parlamento «lamenta los ataques a la libertad de prensa e información que sufrieron muchos periodistas europeos» y «deplora» la prohibición de entrada al Sahara Occidental que sufrieron prensa y diputados nacionales y europeos. En este sentido, «demanda al Reino de Marruecos que permita el libre acceso y movimiento en el Sahara Occidental a la prensa, los observadores independientes y las organizaciones humanitarias».

Además, los parlamentarios piden a la ONU un mecanismo de protección de los derechos humanos en el Sahara y expresan su «preocupación» por las detenciones y supuestas agresiones a defensores saharauis de los derechos humanos.

Por último, expresan su apoyo a las negociaciones en busca de una «solución política justa, duradera y mutuamente aceptable» para poner fin al conflicto con conformidad a las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El texto aprobado hoy rebaja las críticas a Marruecos que planteaban de entrada algunas fuerzas, que ayer volvieron escucharse durante el debate celebrado en Estrasburgo (Francia). Sin embargo, para el Frente Polisario la resolución supone una «gran victoria», según aseguró a Efe su representante para Europa, Mohamed Beissat.

Está previsto que la próxima semana representantes marroquíes y saharauis comparezcan ante la comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara para dar sus versiones de los hechos registrados en las últimas semanas.

Votación
3 votos
Etiquetas
Derechos Humanos Libertad de expresión Parlamento Europeo Unión Europea Francia Marruecos Naciones Unidas África ONU Sucesos