Familiares de las víctimas denuncian fallos de seguridad en Castelldefels

Los primeros resultados de la investigación serán conocidos la próxima semana, anuncia Fomento


castelldefels/colpisa/la voz.

Un día después de la tragedia en la que murieron atropellados por un tren 13 jóvenes en la estación de Castelldefels, las incógnitas en torno a las causas del accidente se sucedían. Hubo imprudencia, sí, pero hay voces que apuntan a que es necesario revisar las instalaciones y los protocolos de seguridad. «Habrá que evaluar si en días de elevada concurrencia hace falta reforzar las medidas de seguridad o de advertencia», afirmó Joaquim Nadal, consejero catalán de Infraestructuras, saliendo al paso de las críticas vertidas por los testigos del siniestro.

Pero el cónsul general de Ecuador en Barcelona, Freddy Arellano, anunció que los familiares de las víctimas estudian emprender acciones legales contra Renfe porque creen que el paso elevado de la estación debía haber estado abierto para evitar el colapso. Irónicamente, según informaron fuentes de la empresa, doce vigilantes iban a entrar de servicio en la estación a las 23.30 horas, diez minutos después del accidente, para controlar la aglomeración.

«Cuando se pusieron en marcha el paso subterráneo y los dos ascensores, se cerró la parte de pasarela que daba acceso a la parte superior porque se entendía que con el tráfico habitual de personas era suficiente», relató Víctor Morlán, secretario de Estado de Infraestructuras. Pero además, las versiones de los testigos y las fuentes oficiales son contradictorias , con respecto a si el tren tocó la bocina, si llevaba las luces encendidas... «Si hubiese oído algo del tren o visto algo, no hubiese hecho que la gente bajara a la vía», relató Carolina Simbaña. «Fui de las primeras que dije, ''vamos, que ahora no hay nadie'', y de repente el tren me pasó por detrás, fui la primera que lo vio todo, la sangre por todos lados, la sensación de buscar a mi primo [que murió] y saber que no estaba», dijo llorando.

Nueve identificados

La consejera de Justicia, Montserrat Tura, anunció ayer que los equipos forenses ya han identificado a nueve de los 13 fallecidos, de los que cinco son ecuatorianos, dos bolivianos y dos colombianos. Sin embargo, el juez solo admitió como buenas siete identificaciones, y pidió profundizar los análisis de ADN para las otras dos.

Asimismo, de los diez heridos que se encuentran en el hospital, seis han pasado ya a planta, mientras cuatro continuaban ayer en la unidad de cuidados intensivos. Todos están identificados y acompañados por sus familiares, según explicó la consejera de Salud de la Generalitat, Marina Geli, aunque tres de ellos continúan en estado crítico.

El Ministerio de Fomento, por su parte, espera disponer la próxima semana de un avance de la investigación abierta sobre el trágico accidente. Así lo anunció ayer desde Vilagarcía el titular del departamento, José Blanco, que acudió a la capital arousana para inaugurar el vial de enlace entre la AP-9 y el aeropuerto de Vigo. Tras insistir en que los datos existentes por el momento señalan a una imprudencia como causa de lo ocurrido, el ministro quiso hacer un «llamamiento a la responsabilidad porque en ningún caso se pueden cruzar las vías del tren y no es posible poner en cada paso de peatones y en cada andén un policía municipal».

Votación
11 votos