Imagen:La presidenta del Constitucional -en la foto con Montilla, Patxi López y Zapatero- será clave en la votación

El Constitucional debatirá y votará el Estatuto catalán esta semana

La presidenta Casas podría deshacer el empate para aprobar un fallo que anularía o retocaría 20 artículos


Más de tres años y casi nueve meses después de que el PP recurriera el Estatuto de Cataluña, como hicieron también el Defensor del Pueblo y cinco comunidades autónomas, el Tribunal Constitucional parece más cerca que nunca de emitir el fallo más trascendental de su historia. Su presidenta, María Emilia Casas, ha convocado para el miércoles y el jueves un pleno que podría ser decisivo, donde se debatirá a fondo y se votará el quinto borrador de sentencia, elaborado por la ponente, la magistrada del bloque progresista Elisa Pérez Vera. La expectación es máxima, pero de momento todo está abierto y los pronósticos van, según quien los haga, desde un 4-6 desfavorable a la ponencia, a un 6-4 favorable o al empate a cinco.

El texto cuenta en principio con el respaldo expreso de otros tres miembros del mismo sector, la propia Casas, Pascual Sala y Eugenio Gay. Pero la llave para desbloquear la situación la sigue teniendo el también progresista Manuel Aragón, elegido a propuesta del Gobierno de Zapatero, que fue quien tumbó los últimos borradores y se ha opuesto abiertamente a la definición de Cataluña como nación en el preámbulo y a los «símbolos nacionales» que se enumeran en el artículo 8.

Si finalmente se llegara a una fórmula de consenso y Aragón apoyara el texto, esto obligaría a Casas a utilizar su voto de calidad para deshacer el empate a cinco, un privilegio al que se resiste, pero que a estas alturas ya no descarta. Aunque los progresistas prefieren, y Aragón prácticamente exige, contar al menos con un apoyo de las filas conservadoras, que podría ser el del vicepresidente del tribunal, Guillermo Jiménez, e incluso el de Ramón Rodríguez Arribas.

Los magistrados conservadores Javier Delgado, Jorge Rodríguez Zapata y, en menor grado, Javier Conde, se inclinan por aceptar mayoritariamente la impugnación de los populares, que recurrieron más de 200 preceptos.

Si sale adelante la propuesta progresista, la sentencia declararía inconstitucionales o interpretables alrededor de 20 artículos, algunos de los cuales se retocarían con pequeños incisos de solo unas palabras.

Excepcional importancia

Pérez Vera parte de la presunción de constitucionalidad del Estatuto catalán como ley estatal votada por los Parlamentos español y catalán y refrendada en referendo, por lo que es partidaria de dar un interpretación a los preceptos dudosos que los adecúen a la Carta Magna, aunque hay líneas rojas que no se pueden traspasar. En la misma línea se sitúa Casas, mientras Sala y Gay no ven inconstitucionalidades en el texto.

La sentencia tendrá una excepcional importancia, no solo porque marcará los límites constitucionales del Estado de las autonomías, es decir de su arquitectura territorial, sino también por sus consecuencias políticas. Un fallo restrictivo, en la línea de los conservadores, tendría un gran impacto en Cataluña, que se encuentra en plena campaña preelectoral, pero asimismo en la política nacional, ya que Zapatero apostó personalmente por el Estatuto mientras Rajoy lo llevó al Constitucional.

A falta de sentencia, el tripartito catalán ya ha desplegado el 75% del Estatuto catalán, con 41 leyes aprobadas, 20 en trámite y una docena más en proceso de redacción.

Votación
1 votos
Etiquetas
PP Tribunal Constitucional Defensor del Pueblo