Imagen:/?EFEFélix Toledo y Carmen Muñoz, padres de la joven tinerfeña

Encarcelada una española en EE. UU. por incumplir la custodia de su hija

El caso de Raquel Toledo ha sido comparado con el de María José Carrascosa, que cumple una pena de 14 años de prisión.


Raquel Toledo es una tinerfeña de 37 años que vive desde hace más de quince en Estados Unidos. Pero desde el pasado martes, Raquel no está en su casa, sino en la prisión del condado de Brazoria, en Houston (Tejas). El juez la ha condenado a tres meses de cárcel por incumplir el régimen de visitas de su ex marido a la hija de ambos de tres años. El cónsul de España en Houston ha confirmado a La Voz que la actuación del abogado de oficio designado para llevar el caso de la tinerfeña ha sido tan buena que «ha conseguido una reducción significativa de la pena». Según el cónsul, Miguel Ángel Fernández de Mazarambroz, «en diez días Raquel estará de vuelta en su casa». Y es que el abogado designado para defender a la española ha logrado rebajar la condena de tres meses a dos semanas.

El caso de Raquel Toledo ha sido comparado con el de otra española, María José Carrascosa, que cumple una pena de 14 años de prisión en Nueva Jersey por el secuestro de su hija, que tuvo con un estadounidense, y a la que se trajo a España en contra de la sentencia de divorcio que se lo impedía.

Pero Fernández de Mazarambroz dice que ambos casos son incomparables: «En el caso de Raquel, la sentencia es mucho más leve», dice. Aunque reconoce que los problemas de Toledo con su ex marido, el cirujano estadounidense Robert Krastchmer, vienen de atrás, ya que la tinerfeña lo denunció en el 2008 por malos tratos. «Es verdad que la hemos atendido en otras ocasiones -dice el cónsul español- por problemas familiares, como a cualquier otro español que tenga dificultades».

Pero aunque la familia de Toledo en Tenerife ha denunciado que en el caso de la española podría haberse producido algún tipo de racismo, Fernández de Mazarambroz insiste en que se trata solo de un caso de «desacato de autoridad que sería el equivalente a la causa por la que el juez la ha condenado» y que se deriva del incumplimiento de las normas de la sentencia de divorcio que establece el régimen de visitas de Krastchmer a la hija de ambos. Y es que, como recuerda el cónsul español, en Estados Unidos las condenas a prisión son mucho más frecuentes y expeditivas que en Europa. «La legislación y los jueces estadounidenses son mucho más ejecutivos en ese aspecto. Y aunque pasar un solo día en la cárcel no es nada agradable, lo cierto es que no se trata de un asunto grave».

Denuncia de su ex marido

La condena de Raquel Toledo se debe a que, según la denuncia de su ex marido que el juez ha dado por cierta, la tinerfeña no entregó a la hija de ambos a Krastchmer en dos ocasiones durante el 2008 y en otras tres durante el año 2009.

Y aunque el cónsul español en Houston ha reconocido a La Voz que desconocía dónde estaba la pequeña mientras su madre está en prisión, algunos medios aseguran que la niña permanece con su padre, quien comparte su custodia con Toledo.

Votación
13 votos
Etiquetas
Xenofobia EE.UU. Canarias Tenerife Toledo Malos tratos