El PSOE abre el debate sobre la sucesión del presidente

Rodríguez Zapatero quería evitar que el debate sobre la candidatura electoral comenzara tan pronto. Pero no ha sido posible. En el PSOE y fuera del partido arrecia ya la discusión sobre si el presidente optará o no a un tercer mandato. La mala experiencia del PP, que no pudo revalidar el Gobierno tras la retirada voluntaria de Aznar en el 2004, ha hecho que Zapatero eluda cualquier compromiso irrevocable. Oficialmente nadie sabe nada y lo más cercano a una confidencia es la reciente declaración de José Bono en la que dijo tener «la impresión y la intuición» de que Zapatero no repetirá.

La duda existe. Y de hecho nadie en el PSOE, incluida la persona que mejor conoce al presidente, José Blanco, da por sentado que Zapatero vaya a ser el candidato en el 2012. La consigna es rechazar ese debate para evitar la impresión de distracción en medio de una grave crisis económica. Pero el tiempo comienza a apremiar. El presidente se ha manifestado partidario muchas veces de no aferrarse a los cargos y su proyecto político comienza a dar síntomas de agotamiento, como demuestran los sondeos que sitúan al PP claramente por delante del PSOE.

Optar a un tercer mandato requeriría un fuerte impulso a su discurso y elaborar un nuevo proyecto. Un trabajo que requiere tiempo y la participación de muchas personas, que deberían comenzar ya esa tarea.

Más complicada aún sería la opción del relevo. Zapatero ha desarrollado un hiperliderazgo en el PSOE y en el Gobierno que ha impedido la proyección de otras figuras. Los elementos más fuertes del Ejecutivo hasta hace poco ni siquiera eran del PSOE, caso de Solbes o De la Vega. Y la fuerte apuesta de Zapatero por incorporar a jóvenes y mujeres en la dirección del partido y el Gobierno no ha cuajado en nuevos liderazgos.

Chacón, Blanco, Bono y Solana

La opción más sólida hasta hora y la que se consideraba como posible sustituta, Carme Chacón, se ha debilitado en crisis como la del Alakrana, la retirada de las tropas de Kosovo o sus disputas con De la Vega. Su opción parece ahora descartada. El miembro del Gobierno mejor valorado, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha insistido varias veces en que desea retirarse tras esta legislatura. La figura que más ha crecido políticamente en el PSOE, y más desde su entrada en el Gobierno, es José Blanco. Pero parece difícil que sea el candidato en el 2012. Opciones más rompedoras, como la de José Bono, implicarían un arriesgado cambio de discurso y de estrategia en el partido.

Otro dirigente hacia el que se vuelven muchas miradas tras su regreso a España es Javier Solana. Zapatero acaba de abrirle un despacho en La Moncloa y habrá que seguir muy de cerca su proyección pública para incluirlo o no en las quinielas.

Votación
1 votos
Etiquetas
Carme Chacón Crisis económica José Blanco José María Aznar Moncloa PP PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba José Luis Rodríguez Zapatero José Bono Crisis financiera Kosovo