Gais y lesbianas afirman que no están protegidos por la Ley de Violencia de Género


La Confederación Española de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (Colegas), denunció ayer que la Ley Integral de Violencia de Género no los protege y ha exigido un cambio urgente de la normativa para que las agresiones en las parejas del mismo sexo sean consideradas violencia doméstica y, por tanto, estén amparadas por las medidas que contempla la ley integral.

Tras conocer el asesinato, el martes, de un homosexual en Adra (Almería) por parte de su ex esposo y el posterior suicidio de este, la organización recordó que la violencia doméstica entre parejas homosexuales es una realidad invisible, que no se denuncia, y que la actual ley no reconoce. «Los gais y lesbianas no podemos acogernos a la actual ley para obtener el alejamiento de nuestras parejas en caso de violencia, ni el acceso a centros de acogida», indica en un comunicado de prensa la vicepresidenta de Colegas, Rosa Ortega.

Esta confederación considera necesario romper con el mito de que en las relaciones homosexuales no existe el maltrato: «Las víctimas gay-lésbicas de la violencia doméstica son igualmente comparables a las mujeres víctimas de violencia de género, y quien diga lo contrario no solo miente descaradamente sino que va contra los derechos de gais y lesbianas y los derechos humanos en general», indican en el texto.

Protección del Código Penal

El presidente de la Audiencia Provincial de Almería, Benito Gálvez, dijo ayer que este asesinato no puede tramitarse como un caso de violencia doméstica, algo que sí ocurriría si el matrimonio hubiera estado compuesto por mujeres.

En una rueda de prensa tras el crimen, Gálvez consideró que a efectos legales este caso no podría tramitarse por un juzgado específico de violencia doméstica, sino que se enjuiciaría como un delito ordinario contra la vida. El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, aseguró por tanto que las personas que sufren agresiones en el ámbito familiar por parte de su pareja del mismo sexo no están desprotegidas, porque son agresiones que se juzgan con el Código Penal y cuyas víctimas reciben las ayudas previstas en la Ley de Protección de Víctimas de delitos violentos.

Por su parte, la consejera para la Igualdad y Bienestar Social de Andalucía, Micaela Navarro, dijo que aunque duda si incluir este suceso en violencia doméstica, está claro que también en las relaciones homosexuales hay situaciones en las que una persona quiere someter a otra.

Votación
3 votos
Etiquetas
Audiencia Provincial Derechos Humanos Violencia machista Almería Código penal Malos tratos Micaela Navarro