¿Sirven de algo las «reválidas» si falta el 40 % del alumnado?

El ministerio indica que, a día de hoy, no está previsto que se den a conocer los resultados de las pruebas fuera de los centros afectados

.

redacción / La voz 26/05/2017 05:00 h

Las pruebas diagnósticas de final de etapa se celebraron esta semana en Galicia con bastantes ausencias. Según reconoció la Xunta, el 40 % de los alumnos convocados no aparecieron, cifra que el grupo más crítico con los exámenes eleva al 80 %. Ante este resultado, surge la duda: ¿sus conclusiones serán exactas?

Representatividad

Los datos. La Xunta solo dio el número de centros de secundaria participantes, 70. Si se supone proporcional la cifra de alumnos, podrían estar convocados unos 3.000, y teniendo en cuenta los que faltaron, la prueba la hicieron unos 1.800.

Para la Xunta, suficiente. Educación es tajante: «Podemos asegurar que, cos datos provisionais, hai mostra suficiente que permite elaborar un informe de diagnóstico de sistema».

El ministerio da por buenas las cifras. Desde Madrid se recalca que el único requisito es que la participación sea representativa, y si la Xunta la da por buena, ellos también.

Calidad, no cantidad. Para Antonio Izquierdo, catedrático de Sociología en la UDC, «en España hay encuestas muy sólidas con 1.800 participantes», por lo que esa cantidad supuesta de participantes le parece más que holgada. Bibiana Regueiro, investigadora en educación en la UDC, explica que 70 centros es una muestra excelente, que para la población diana gallega lo mínimo serían 56 y 60, la cifra ideal. Así que si uno se limita al número, aunque 10 colegios estuviesen vacíos (al menos se sabe de cuatro) las cifras que se manejan siguen siendo «ideales».

Pero otra cosa es que «uno plantee un estudio con 3.000 participantes y solo participen 1.800», añade Izquierdo. Eso por sí solo le resta representatividad. Bibiana Regueiro tiene una opinión similar: «Si prevés que participen el 15 % y solo lo hacen el 7 %, probablemente el resultado no sea realista». Si se suma lo irregular de la abstención, la cuestión se complica: no es lo mismo que en una clase falten cinco o seis alumnos que que falte un instituto entero. Izquierdo entiende que «necesitaríamos tener todos los datos», pero le parece posible que la muestra realmente haya perdido valor.

Una de las críticas de la Plataforma Galega en Defensa do Ensino Público es precisamente la falta de datos sobre los criterios de selección de los centros. La Xunta se limita a recordar que la muestra «seleccionouse aplicando criterios estatísticos e científicos (número e tipoloxía de centros e alumnos), e con todo o rigor técnico para que a representatividade estivera garantida».

La cuestión de fondo

El objetivo. La Xunta recuerda: «Estas probas mostrais de carácter diagnóstico son un elemento máis de contraste sobre o sistema, que complementa as diagnoses que levamos anos facendo [...]. Nos ofrecen información sobre a situación e as tendencias». Y es que «á hora de deseñar plans de implementación e mellora do sistema, a Administración non só ten en conta os resultados obtidos nestas probas. É dicir, son unha ferramenta complementaria, pero non a única».

¿Otro PISA? Muchas críticas a estas pruebas estatales inciden en qué se valora, ya que la competencia lingüística y matemática entra en PISA, y por tanto no tiene sentido volver a analizarla. Ayer mismo, en la presentación del libro La educación importa, el presidente de la CEOE, Jesús Núñez, que presidía el acto junto al ministro Méndez de Vigo, reivindicó la utilización de la información que da PISA «para evitar evaluaciones externas muestrales que sean redundantes».

Los resultados, públicos. En todo caso, tanto Izquierdo como Regueiro creen que es importante que los resultados se hagan públicos. La consellería no ha tomado ninguna decisión y desde el ministerio se indica que, a día de hoy, no está previsto que se den a conocer fuera de los centros afectados.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios