Los deberes para el verano del profesor más enrollado

Pueden guardar el lápiz y la goma. El método de Cesare Cata es revolucionario


Redacción

Junio camina imparable hacia julio y los escolares, con las vacaciones a la vuelta de la esquina, se frotan las manos por los más de dos meses en los que perderán de vista las aulas. La gran mayoría de los profesores encargan un buen lote de tareas a sus pupilos para que no se olviden de todo lo aprendido a lo largo del curso y lleguen a septiembre sin perder la forma por completo. Los clásicos cuadernos de Vacaciones Santillana intentan engañar con un toque desenfadado a los chavales, pero al tercer día, hasta el más despistado se da cuenta de que en realidad está resolviendo ecuaciones, comentarios de texto y demás ejercicios por el estilo. Es decir, deberes de verano.

Pero en Italia hay un profesor que para este curso ha decidido darle una vuelta al concepto de deberes, y ha invitado a sus alumnos del Liceo delle Scienze Umane «Don Bosco», en la provinvia de Fermo (al centro del país) a seguir los quince puntos de una lista que publicó en su perfil de Facebook. Pueden guardar el lápiz y la goma. El método de Cesare Cata es revolucionario.

1) Por la mañana, sal a caminar ir a caminar por la orilla del mar en total soledad: mira cómo se refleja el sol en el agua y, pensando en las cosas que te gustan más en la vida, siéntete feliz.

2) Trata de usar todos los nuevos términos aprendidos este curso: cuantas más cosas digas, más cosas puedes imaginar; y más libre te sentirás, la mayoría son gratis.

3) Lee todo lo posible, pero no porque sea obligatorio. Lee porque el verano inspira aventuras y sueños, y porque leyendo te sentirás como las golondrinas cuando vuelan. Lee porque es la mejor forma que tienes para rebelarte. (Para consejos de lectura, preguntadme, preguntadme).

4) Evita todas las cosas, situaciones y personas que te influyan de manera negativa. Acércate a las cosas estimulantes y busca la compañía de los amigos que ayuden a enriquecerte. A la gente que te aprecia tal y como eres.

5) Si te sientes triste o asustado, no te preocupes: el verano, como todas las maravillas, nos puede dar algún que otro problemilla. Intenta escribir un diario en donde plasmes tus sentimientos (en septiembre, si te apetece, podemos leerlo juntos).

6) Baila. Quítate la vergüenza. En la pista o en tu habitación. El verano es una fiesta y sería absurdo no formar parte de ella.

7) Al menos una vez disfruta del amanecer. Mantente en silencio y respira. Cierra los ojos. Siéntete agradecido.

8) Practica mucho deporte

9) Si das con alguien que te gusta mucho, díselo con sinceridad. No importa si eres correspondido. Si no lo hace, es porque él (o ella) no iba a ser parte de tu destino. En el caso contrario, si eres correspondido, el verano del 2015 será la gran oportunidad para caminar juntos. (Si sale mal, vuelve al punto 8).

10) Recuerda lo aprendido en clases.

11) Sé alegre como el sol y salvaje como el mar.

12) No digas palabrotas . Sé siempre educado y amable.

13) Disfruta de películas conmovedoras, (si puede ser, en versión original) para mejorar tus habilidades lingüísticas y la capacidad de soñar. No dejes que las películas acaben con los créditos. Revívelas durante el verano.

14) Al menos en una ocasión, durante la luz centelleante o en las noches cálidas, sueña con como puede ser tu vida. Ten fuerza para no renunciar a nada. Inténtalo todo para conseguir ese sueño.

15) Pórtate bien.

Votación
12 votos
Etiquetas
Educación
Comentarios