«Las declaraciones irresponsables de König añadieron pánico al Popular»

El eurodiputado del PSOE Jonás Fernández exige investigar si la cúpula del banco ocultó información

$tituloImg.$pieImg

bruselas / la voz 17/06/2017 09:57 h

¿Por qué nadie previó la caída del Banco Popular en las semanas, meses, previos? ¿Ocultaron sus dirigentes información a los auditores y supervisores? Son solo dos de las preguntas que se plantea el eurodiputado socialista Jonás Fernández, quien esta semana exigió públicamente a las autoridades europeas que aclaren las sombras que se ciernen sobre el proceso de defunción de la entidad, apadrinado por el BCE, en el primer proceso de esta magnitud que se ve en la Unión Bancaria.   

-Ha pedido la comparecencia en la Eurocámara de la presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke König,  a la que acusa de generar alarmismo. ¿Cree que forzó la liquidación del Popular?

-Comparecerá el 11 de julio en la Comisión de Economía. Este lunes lo hará la presidenta del Consejo de Supervisión, Danièle Nouy, y esperamos obtener más aclaraciones. Es importante saber si en ausencia de las declaraciones de König, el final del Popular hubiese sido menos traumático. No digo que fuesen condición suficiente para disparar la salida de depósitos en los últimos días y la consecuente intervención, pero sin duda sus declaraciones irresponsables contribuyeron a ese momento de pánico. 

-¿Qué dudas le genera la actuación del supervisor europeo?

-La cuestión de fondo es si el banco tenía simplemente problemas de liquidez que condujeron a un problema de solvencia con la salida de depósitos de los últimos días o no. Si hubiera sido solo un problema de liquidez previo, me cuesta trabajo entender cómo hemos llegado hasta la liquidación porque las autoridades europeas tenían instrumentos suficientes para solventar ese problema, como la recapitalización preventiva del Monte dei Paschi, a la espera de que el proceso de venta del Popular transcurriera de manera ordinaria. La provisión de liquidez del BCE podía haber actuado con anterioridad. Las declaraciones de König no ayudaron a solventar el problema. 

-¿Plantea que había problemas de solvencia previos que no se admitieron?

-Uno se lo plantea. Los test de estrés de la EBA decían que no tenía problemas de solvencia. Ahí lo que hay que hacer es estudiar la gestión de los responsables del Banco Popular, por si han ocultado información a supervisores y auditores. De ser así, estamos hablando de responsabilidades penales. 

-¿Cree que la solución pasaba por inyectar fondos públicos? 

-Ha estado bien resolver el Banco Popular sin el uso de dinero público, pero la liquidación ha traído problemas de estabilidad financiera, no fue encapsulado, como nos dijeron. Hubo movimientos especulativos contra Liberbank y la CNMV tuvo que prohibir las ventas a corto el pasado lunes. La operación no fue aséptica.  

-¿Le genera sospechas el informe de la auditora Deloitte en la que se basó la intervención?

-Sí. Pediré el lunes al supervisor europeo que lo publique. Un informe que se entrega en una noche y acaba con una liquidación exprés debería ser público para saber cómo cifra entre 2.000 y 8.000 millones de euros las necesidades de capital cuando dos semanas antes el banco era solvente.

Votación
7 votos
Comentarios