La cuota de autónomo sube el 1 de julio y encarece la factura anual en 96 euros

El incremento del 3 % llegará con la aprobación de la ley de apoyo al emprendedor

Evolución de la cuota de autónomos.$pieImg Evolución de la cuota de autónomos

redacción / la voz 03/06/2017 18:37 h

Ser autónomo parece una bicoca. ¿De qué se quejan?. No hay un colectivo del que se hable más en estos momentos, y van a ser los protagonistas de la primera ley que salga adelante esta legislatura, y con un amplio consenso.

Esta reforma legal, que incluye una batería de medidas urgentes de apoyo al autoempleo, culminará su recorrido parlamentario la semana próxima, para su entrada en vigor en julio.

Pero la gran paradoja, que explica el malestar de este gran colectivo profesional (3,2 millones de afiliados en España) es que la remesa de ayudas llegará al mismo tiempo que en la Seguridad Social le aplica una nueva vuelta de tuerca a las cotizaciones de los trabajadores por cuenta propia.

Sí, la cuota mínima estaba congelada en 267,04 euros desde el año pasado, pero solo mientras el Gobierno no consiguiera sacar adelante los Presupuestos. Un obstáculo que ha sido superado esta semana.

Según queda reflejado en el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado, la base mínima de cotización se situará en los 919,80 euros mensuales. Hasta ahora estaba en los 893,1 euros. El incremento es del 3 %. 

Tarifa no tan mínima

Teniendo en cuenta que la mayoría de los profesionales por cuenta propia cotizan por la base mínima (el 80 % en Galicia), esta actualización se traduce en un aumento generalizado de lo que pagan los autónomos en ese mismo porcentaje.

¿Cómo afecta esto al bolsillo? Tras consultar a las diferentes organizaciones que representan a este colectivo y, haciendo un cálculo estimativo, un autónomo que cotice por la base mínima paga en estos momentos alrededor de 267 euros mensuales. Con la entrada en vigor de los presupuestos, este profesional pasará a pagar 275 euros mensuales. Son 8 euros más cada 30 días. O lo que es lo mismo, un aumento que supondrá un coste extra de 96 euros al año.

«Llueve sobre mojado, te ponen la alfombra roja con la tarifa plana, y cuando se acaba te das de frente con la dura realidad», dicen fuentes de este colectivo que, en los últimos 5 años ha visto aumentar la factura de la Seguridad Social en 220 euros al año. 

Pagar por ingresos

El dato no deja de ser llamativo ya que en el año 2013, cuando el Gobierno de Rajoy puso en marcha la tarifa plana de 50 euros (durante 6 meses) para incentivar el autoempleo, la tarifa ordinaria era de 256,72 euros. Cinco años más tarde, y tomando como referencia el nuevo dato de julio, la cuota se ha encarecido en casi 18 euros al mes.

Además de los cotizantes por la base mínima, los profesionales con 48 años también sufrirán un incremento del 3 % mensual.

El problema es que la factura con la Seguridad Social es igual, se gane mucho o nada, y esa es la gran lucha del colectivo, que no acaba de ser atendida.

«El problema es que un autónomo debe pagar una cuota mínima cada mes trabaje lo que trabaje. Es decir, si un mes, un profesional solo ha realizado un proyecto de dos días y solo ha percibido los ingresos correspondientes, deberá abonar la totalidad de la cuota a la Seguridad Social», explican desde el colectivo. Pero esta reivindicación ha caído en saco roto. Era la gran medida que reclamaban y ha quedado excluida de la ley de medidas urgentes de inminente aprobación. Y lo peor para ellos es que ni si quiera está previsto que se aborde en el medio plazo. 

224.764

Afiliados por cuenta propia. De ellos, 215.201 están acogidos al régimen de autónomos, el 0,7 % del total nacional.

29.150 

Con asalariados a su cargo. 112.299 no tiene asalariados al cargo, lo que supone la gran mayoría, un 79,4 % del total.

80 % 

Cotizan por la base mínima. La tarifa generalizada es la de 267,04 euros mensuales que el mes que viene será de 275.

El autoempleo sigue creciendo en Galicia con una media de 15 altas al día en mayo

Hay trabajadores autónomos por vocación, pero la mayoría de los que se han dado de alta en el último año en Galicia lo han hecho por necesidad. Ante la falta de expectativas para encontrar un empleo; y animados por la cuota bonificada de 50 euros durante 6 meses, ampliable a otros 6 a partir del verano (cuando se apruebe la ley de medidas urgentes en trámite parlamentario).

Es un escenario en el que coinciden las organizaciones que representan a este colectivo, aunque no dejan de felicitarse por los buenos resultados acumulados en los últimos años. Mayo es un buen reflejo de este comportamiento. Según los datos de la Seguridad Social, el mes se cerró con 215.156 afiliados, es decir, 390 autónomos más en abril, lo que arroja una media de 15 altas al día. 

Más bajas

Los incentivos que están por venir con la nueva ley favorecerán este el crecimiento de afiliados. Sirva como muestra un dato, y es que la tarifa plana de 50 euros de cuota durante 6 meses ha lanzado al ruedo del trabajo por cuenta propia a más de 60.000 autónomos gallegos (un millón en toda España), desde su puesta en marcha en febrero del 2013.

Pero ojo, que nacen negocios lanzados por autónomos, pero también se destruyen, y en mayor medida. Las cifras de afiliación en la comunidad gallega reflejan un saldo entre altas y bajas negativo. Según UPTA, el déficit de cotizantes en el año 2016 alcanzó el récord negativo de 1.609 afiliados menos por cuenta propia. El 80 % de las bajas se concentran en el sector servicios y, de estas, el 30 % se corresponden a comercios.

Votación
23 votos
Comentarios