Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El viento, en manos de ocho empresas

Iberdrola, Acciona, Enel Green Power, Eurovento, Gas Natural Fenosa, EDP, Elecnor y Norvento poseen la inmensa mayoría de los megavatios eólicos de Galicia

redacción / la voz, 07 de febrero de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 6

0
0
0
0

Ocho compañías dominan el viento gallego para convertirlo en energía eólica. Las ocho poseen la inmensa mayoría de los 3.328 megavatios que se reparten por los 161 parques que salpican la comunidad, la cuarta de España con más potencia instalada. Pero solo cuatro de ellas controlan el 63 % de las instalaciones. La que más es Iberdrola, la primera de Galicia, con 627 megavatios eólicos y 18 parques, que también lidera el ránking a nivel nacional. A la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán, pero cuyo accionista principal es el fondo estatal de Catar, le pisa los talones la compañía de la familia Entrecanales, Acciona, que posee 563 megavatios eólicos en cuarenta parques.

El caso de esta empresa es particular, pues tiene intereses en otras sociedades con molinos en Galicia. Si se suma la potencia de todas las instalaciones en la que Acciona tiene alguna participación resultan 993 megavatios, precisaron fuentes de la multinacional energética. Aunque no todos son solo suyos.

Un ejemplo de esa participación de Acciona es Eurovento, la cuarta de Galicia con más potencia eólica instalada y en funcionamiento, con 440 megavatios. El 50 % de esa compañía, con sede en Santiago, es de la sociedad de la familia Entrecanales. La otra mitad pertenece al grupo nipón Eurus Energy.

Antes que Eurovento va Enel Green Power España (que gestiona los antiguos activos renovables de Endesa), la tercera de la comunidad con 452 megavatios. La compañía, propiedad, como la eléctrica, de la empresa estatal italiana Enel, se desprendió en el 2009 de nada menos que 309 megavatios que fueron adquiridos por Acciona.

Gas Natural Fenosa, la quinta

En manos de estas cuatro compañías se encuentra el 63 % del total de la potencia eólica instalada. A mucha distancia de la cuarta está la siguiente empresa con más megavatios: Gas Natural Fenosa (GNF), con 290 en once parques, cuyo accionista principal es La Caixa.

Tanto esta sociedad como Endesa fueron de las primeras que se aventuraron, allá por la década de los 90, a montar los primeros parques eólicos de la comunidad. De hecho, GNF tiene entre manos un proyecto para renovar las obsoletas máquinas del parque de Cabo Vilán: proyecta retirar los 22 molinos y colocar solamente dos, pero igual de potentes.

Gas Natural Fenosa también ha sido la última en inaugurar, el año pasado, un parque en Galicia (y en toda España), el de Cordal de Montouto, entre Aranga (A Coruña) y Guitiriz (Lugo). Es el único, además, que abrió desde que se decretó, hace tres años, la especie de moratoria en la que está sumida el sector de las energías renovables con el fin de los incentivos por la venta en el mercado de megavatios verdes. Cordal de Montouto no recibe prima alguna.

La sexta compañía con más megavatios eólicos en propiedad y en explotación es la lusa EDP, con 231. Su mayor accionista es el grupo China Three Gorges, del país que le da nombre. Esta sociedad es la única de las grandes que obtuvo megavatios eólicos en la última subasta convocada por el Ministerio de Industria. Se hizo con 93, para lo cual tuvo que renunciar a recibir incentivo alguno. La Xunta mantiene la esperanza de que los ejecute aquí en Galicia, aunque la compañía no se ha pronunciado todavía al respecto.

Un grupo vasco y otro gallego

La penúltima gran empresa que maneja el viento gallego es el grupo vasco Elecnor, con 128. Norvento, con 94, cierra el ránking. Pertenece a la familia Fernández Castro y tiene su sede en Lugo.

La falta de incentivos ha paralizado la instalación de nuevos parques eólicos.

Están pendientes de ejecución otros 1.939 megavatios del concurso de la Xunta

El fin de las primas a las energías renovables, decretado por el Ministerio de Industria en aras de contener que el déficit del sistema eléctrico continuase engordando, ha dado al traste con los planes de la Consellería de Industria de continuar con el desarrollo del negocio en Galicia. Del concurso eólico que está en vigor no se ha ejecutado ni un solo megavatio nuevo. Están pendientes 1.939, el 83,5 % de todos los adjudicados inicialmente. Estela Eólica y Finsa renunciaron al 100 % de lo que les tocó en el concurso por falta de viabilidad y Gas Natural Fenosa, a 141 de los 339 que le correspondieron.

Pese al parón, el Consello de la Xunta autorizó en el último año once parques con el ánimo de adelantar trámites para cuando el panorama renovable se despeje y se impulsen nuevos proyectos.

Pero el sector lo que aguarda es que vuelvan los incentivos porque sin ellos seguirá sin ser rentable el negocio eólico. Lo dijo esta semana el consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, quien adelantó que apostarán por este sector «sin ningún género de dudas», pero lo harán «en la medida que continúen los apoyos públicos».

El de las energías limpias será uno de los pilares en los que se centre la planificación de la gasista entre los años 2016 y 2018. La compañía participó en la última subasta de energía eólica, aunque quedó fuera de la operación ante las agresivas ofertas de otros. El consejero delegado de la empresa sostiene que «no es posible un despliegue masivo de energías como la eólica o la fotovoltaica sin las ayudas». A pesar de que la corporación ha construido en Galicia un parque sin subvenciones, «esta no es la regla, sino simplemente una excepción».

Publicidad

Comentarios 0