Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El nuevo autoempleo que emerge en Galicia

El 2016 arranca con 1.500 afiliados menos, pero con altas cada vez más imaginativas

redacción / la voz, 06 de febrero de 2016. Actualizado a las 08:48 h. 13

0
0
0
0

La cuarta parte de los gallegos que cotizan a la Seguridad Social son trabajadores autónomos. Según los datos de Empleo, Galicia cerró enero con 215.827 afiliados al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos).

No es un buen dato, porque el primer mes del año engulló a casi 1.500 trabajadores por cuenta propia. Además de las jubilaciones, que en el caso de Galicia son especialmente significativas, un primer análisis de ATA (la Federación de Trabajadores Autónomos) vincula parte de las bajas con la mortalidad de negocios relacionados con el comercio al por menor (al finalizar la campaña navideña); y con el agotamiento o fracaso de fórmulas de actividad que no han funcionado.

Pese a este mal arranque del 2016, el colectivo de trabajadores por cuenta propia sigue ganando afiliados en Galicia, a un ritmo de una decena al día, y con un perfil cada vez más especializado e imaginativo. «La fórmula del autoempleo sigue siendo la única salida para muchos profesionales y lo que estamos viendo es que la gente le da muchas vueltas a la cabeza para buscar el negocio que funcione», explican desde la organización de autónomos UPTA.

Cambios legales y fiscales

Estas nuevas altas del 2016 llegan además con una serie de novedades de tipo fiscal y legal (Ley de Fomento del Trabajo Autónomo) que conviene tener en cuenta. La primera y más importante es el incremento de la cuota. Desde el 1 de enero la base máxima subió de 3.606 a 3.642 euros, mientras que la mínima, que es a la que está acogidos casi el 90 % de los trabajadores por cuenta propia, se incrementa de 884,40 a 893,10 euros.

Hay que recordar que desde finales del 2014, los nuevos autónomos se benefician de una tarifa plana de 50 euros, que pueden seguir disfrutando cuando contraten a otro trabajador. Anteriormente, la bonificación se perdía al emplear a otro profesional.

Los mayores de 30 años pueden ahora capitalizar el 100 % de la prestación por desempleo para emprender una actividad. Otra ventaja es que es posible aplazar o fraccionar las deudas con Hacienda inferiores a los 30.000 euros sin necesidad de presentar garantías. Antes, el límite era de 18.000 euros.

Y un dato más para incentivar el autoempleo: la retención del IRPF ha bajado del 19 al 15 % para todos los profesionales.

«Tenemos clientes con estrellas Michelin, y queremos llegar a la gran distribución»

Rubén Riós es actor en activo, pero hace algo más de un año empezó a darle vueltas a la idea de un negocio inspirado en la tradición familiar (sus padres tienen una tienda de ultramarinos), y arraigado en Riós, su aldea ourensana de origen, de la que ha tomado prestado su apellido, «y en donde hay más castaños que vecinos» dice el empresario. Cuenta que un día fue a una sesión para emprendedores, y vio proyectos que recibían el apoyo de la aceleradora de empresas Via Vigo, del Consorcio de la Zona Franca que encajaban en su esquema de negocio que quería montar. Así surgió Castañam, una empresa de alimentación que tiene la singularidad de que elabora todos sus productos, fundamentalmente pan y empanadas, con harina de castaña que, efectivamente, consiguió el respaldo y el asesoramiento de la aceleradora de la Zona Franca. En poco tiempo el concepto de producto cien por cien artesanal ha cuajado en los establecimientos gourmet y el negocio ha ido a más. «Diseñamos el producto, controlamos la producción de nuestros obradores y ponemos la materia prima», explica. «Tenemos ya un mercado hecho. Entre nuestros clientes tenemos restaurantes con varias estrellas Michelín, y establecimientos de productos gourmet», afirma Riós. Las expectativas comerciales pasan ahora por abarcar un mayor mercado. «Queremos canalizar el producto a la gran distribución y a la venta internacional», avanza el empresario.

«Estamos cubriendo el perfil de un cliente elevado»

Iván Méndez tiene una amplia formación en hostelería y, desde hace unos meses, forma parte de la nómina de chefs a domicilio de Bendita Cocina, una plataforma gallega a través de la cual profesionales de diferentes especialidades ofrecen sus servicios de alta cocina. «Empezamos el año pasado con el apoyo de Galicia Calidade y ya somos 200 chefs de toda España», cuenta el cocinero. Asegura que la profesión permite vivir y llegar sin problema a fin de mes. «Es un trabajo que genera ingresos. Con dos o tres cenas o comidas semanales se puede decir que es suficiente. Hay que tener en cuenta que estamos cubriendo el perfil de un cliente elevado», explica Iván Méndez. Según las tarifas que figuran en Bendita Cocina, un menú de un chef a domicilio no baja de 40 euros por persona y la media es más elevada. «El cliente elige el chef y el menú, y la preparación de hace en el domicilio», aclara. Además de esta actividad como autónomo, Iván Méndez está a punto de dar el salto a la empresa con la apertura, este mismo mes, de su propio negocio, una taberna especializada en productos de denominación de origen gallega. «Tendrá talleres de cocina y la posibilidad de alquilar el local para cocinar», explica.

«Impartimos formación a profesionales en 16 países»

Tamara Rial estudió Ciencias de la Actividad física y el Deporte. Su pasión por el ejercicio físico saludable para la mujer y las técnicas cuerpo-mente la llevaron a investigar y a doctorarse en los denominados ejercicios hipopresivos, que se han convertido en la base de su negocio, instalado provisionalmente en el vivero de empresas de la Cámara de Comercio de Vigo. «Decidí crear Low Pressure Fitness para acercar y dar a conocer las aplicaciones terapéuticas de los hipopresivos para todo el mundo. Sabíamos que existía demanda y que no había nada en el mercado, y hemos comprobado que existe un gran interés», cuenta. En poco más de un año, la marca bajo la que ella y sus dos socios, también expertos en actividad física, imparten formación se ha extendido ya a 16 países. «Estamos formando a muchos profesionales en ejercicio hipopresivo en Canadá, EE.?UU., México, Brasil, Argentina, Chile o Australia», cuenta. La entrenadora personal y empresaria explica que el arranque no ha sido sencillo, desde el punto de vista financiero. «Nosotros no teníamos dinero, pero trabajamos muy duro, para ir creciendo poco a poco y últimamente hemos contado con el apoyo del Igape», afirma.

El bum de altas de autónomos generó 67.000 empleos el año pasado en España

Los autónomos generaron 207 empleos diarios de media en el 2015, lo que ha supuesto un total de 75.524 nuevos puestos de trabajo, según el informe elaborado por la Federación de Trabajadores autónomos (ATA).

De ellos, 36.305 corresponden a puestos asalariados, a los que hay que sumar 39.219 altas incorporadas al régimen de trabajadores autónomos de la Seguridad Social.

Además, el número de empleados por cuenta ajena contratados por un autónomo (persona física) ha pasado de los 775.590, en diciembre del 2014, a 811.895 en diciembre del 2015.

Estos datos suponen que los puestos generados por los autoempleados han crecido un 4,7 %, un porcentaje mayor que el ritmo de crecimiento del régimen de la Seguridad Social, que lo hace al 3,6 %, según el estudio de la organización que preside Lorenzo Amor.

Más mujeres

La organización explicó ayer que, en función del género, los varones representan el 65,4 % de las nuevas incorporaciones. Sin embargo, ATA llama la atención sobre la evolución que ha tenido el autoempleo femenino. «Las mujeres han protagonizado un mayor impulso emprendedor en el último año, un incremento del 1,2 %», detalla el informe.

En relación a la edad, se han incrementado los autónomos con más de 40 años, y ya suponen el 45,3 % del total, un hecho que ATA vincula con las facilidades para capitalizar la prestación por desempleo, y las dificultades de acceso al mercado laboral para los mayores de 40 años.

Por otro lado, los autónomos que tienen menos edad han disminuido, en especial los menores de 25 años que en el último año han disminuido un 2,9 %. Además, en los últimos años los autónomos extranjeros se han incrementado un 8 % hasta las 168.000 personas

Por sectores, el 33,5 % del total de autónomos trabajan en el sector del comercio o la hostelería, mientras que el 12 % se dedicaban al sector de la agricultura y el 10,6 % al de la construcción. Sin embargo, los mayores incrementos en el último año se han producido en los sectores de las actividades inmobiliarias y la educación.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0