Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El plan PIVE devuelve la rentabilidad a 7 de cada 10 concesionarios gallegos

Un tercio de la red de ventas que sostiene 5.000 empleos aún sigue en números rojos. Galicia tiene 170 puntos de venta y casi la mitad están en manos de diez grandes grupos

vigo / la voz, 27 de enero de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 7

0
0
0
0

Vender coches vuelve a ser negocio en Galicia. Lo ha sido durante el año pasado para el 75 % de las redes de distribución desplegadas por la comunidad, que lograron cerrar los 9 primeros meses con las cuentas saneadas, y una rentabilidad media del 2 %, cuando hace apenas 3 años, 6 de cada 10 estaban en pérdidas.

Este dato aparece un estudio difundido ayer por la patronal española de vendedores, Ganvam, según el cual, el mayor porcentaje de concesionarios en buena forma financiera se encuentra en Lugo (entre el 85 y el 100 %). En A Coruña, Pontevedra y Ourense el porcentaje de negocios que han recuperado la rentabilidad ronda el 70% del total.

Desde Ganvam atribuyen esta mejora de los resultados principalmente al impacto positivo de los planes PIVE de ayudas a la compra de coches que, en el 2015, han contribuido a superar en todo el territorio nacional la barrera del millón de unidades vendidas por primera vez desde que en el 2008 se iniciara el desplome en cadena de las matriculaciones.

El pasado ejercicio en Galicia se vendieron algo más de 39.000 turismos y todoterrenos, un 12 % más que en el 2014, que se convirtió en la mejor cifra de los últimos cinco años. «Y eso pese a que el mercado aún está a mucha distancia del volumen de ventas previo a la crisis», recuerdan fuentes de la red gallega de ventas.

«Es una buena noticia, aunque con una doble lectura, ya que todavía hay un 30 % de empresas en números rojos. En todo caso, se va avanzando y van saliendo compañías de la zona de pérdidas. Se ha generado empleo, y se va reduciendo el paro», explica Ganvam.

Este repunte del mercado incentivado sitúa a Galicia como la quinta comunidad más potente del sector, con 4.978 empleados y 170 puntos de venta de vehículos, según los datos facilitados por Faconauto (Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción), que es la patronal de los concesionarios.

El perfil del sector gallego se caracteriza por su creciente concentración, ya que una decena de empresas, lideradas por los grupos Pérez Rumbao, Louzao y Breogán, tienen más del 40 % de la cuota de mercado.

Pierde la posventa

En el conjunto del territorio nacional, la situación es de repunte generalizado del sector comercial. El informe de Ganvam muestra que la rentabilidad de los concesionarios se sitúo de media en el 1,5 % en los nueve primeros meses del 2015, casi el doble que un año antes (0,8 %). Las previsiones apuntan a que las redes oficiales cerrarán el ejercicio con una rentabilidad cercana al 2 %, el doble que en 2014.

El sector llama la atención sobre un dato y es que la aportación de la actividad de posventa (talleres de reparación y recambio) al resultado de los concesionarios se redujo en siete puntos porcentuales, hasta situarse en el 48 % actual, lastrada por la antigüedad cada vez más acuciante del parque (la mitad alcanzan una media de 11,6 años). «Ya que, en contra de la creencia general, un coche viejo pasa menos por el taller y sus reparaciones son de menor importe», aseguran los vendedores.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0