Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Bruselas mete más presión a España por los «altos riesgos» de una deuda excesiva

El país, sometido a la vigilancia posterior del rescate financiero, debe ahora más de un billón de euros

Bruselas / Colpisa, 26 de enero de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 2

0
0
0
0

Los caprichos del calendario comunitario están metiendo una enorme presión al proceso de investidura del futuro Gobierno español, muy condicionado por la frágil situación económica de la cuarta potencia del euro, como se constata informe tras informe. El último en publicarse analizaba ayer la sostenibilidad fiscal en la UE y, en el capítulo de España, advierte de los «riesgos» que existen a medio plazo por los altos niveles de deuda acumulados.

«Representan una fuente de vulnerabilidad para su economía», concluyen unos expertos que aseguran que en un escenario de shocks macroeconómicos, hay «un 40 % de posibilidades» de que el pasivo acumulado en el 2020 sea incluso superior al del año pasado, cifrado en el 101 % del PIB, «lo que implicaría altos riesgos dado el ya significativo nivel de partida». Y es que España debe ahora más de un billón de euros (sí, con b de barbaridad).

Aunque la pesadilla bruselense es el déficit, el otro capítulo que le trae de cabeza es la deuda pública que, según el Pacto de Estabilidad, no debe rebasar el 60 %.

El de ayer no deja de ser el enésimo toque de atención a una economía que, aunque ahora es la que más crece, está sometida a la vigilancia posterior del rescate financiero, a un procedimiento por déficit excesivo y a otro por desequilibrios macroeconómicos. Casi nada. Lo que analizan los expertos son tres escenarios temporales, y en el caso español solo se aprecian riesgos altos a medio plazo, como también sucede en Francia, Italia o el Reino Unido. Según sus proyecciones, España solo conseguirá bajar su ratio de deuda hasta el 92 % en diez años.

También ayer, con fines electorales, se filtró el borrador de un informe sobre la economía española para incidir en la preocupación por la incertidumbre política. «La dificultad de formar Gobierno podría frenar la agenda de reformas y provocar una pérdida de confianza de los mercados», reza un texto aún provisional. Sigue la presión, aunque, oficialmente, Bruselas solo pida un «Gobierno estable».

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0