Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El director general de Volkswagen pide disculpas a los estadounidenses por el escándalo de los motores trucados

Matthias Müller anuncia una inversión de 900 millones de dólares en el país norteamericano

Afp 11 de enero de 2016. Actualizado a las 08:11 h. 0

Ampliar imagen

Matthias Muller, director general de Volkswagen

0
0
0
0

El director general de Volkswagen, Matthias Müller, se ha disculpado públicamente con los estadounidenses y ha anunciado una inversión de 900 millones de dólares en el país norteamericano, por el escándalo de los motores diésel trucados que empañó la imagen del constructor alemán de automóviles.

«Lo lamento, sinceramente. Pido disculpas por lo que salió mal en Volkswagen», dijo Müller en Detroit, durante su primera visita a Estados Unidos desde que asumió el puesto de director en septiembre. «Estamos plenamente decididos a arreglar las cosas», prometió.

El grupo Volkswagen admitió en septiembre que los motores diésel de 11 millones de vehículos en todo el mundo estaban equipados con un programa que podía alterar los resultados de los controles de polución. Un poco menos de 600.000 coches afectados están en Estados Unidos, donde el escándalo estalló.

«Somos conscientes de que hemos decepcionado profundamente a nuestro clientes, a los órganos gubernamentales y al gran público de Estados Unidos», afirmó Müller en una recepción organizada en el marco del Salón del Automóvil. El director anunció que se revisará en profundidad la cultura interna de Volkswagen y prometió un plan estratégico de renovación en verano.

Una inversión para recuperar la confianza

Muler anunció además una inversión de 900 millones de dólares en Estados Unidos para fabricar antes de fin de año un automóvil 4X4 urbano de gama media. Este proyecto prevé crear 2.000 empleos en la sede estadounidense de la empresa en Chattanooga (Tennessee, sur), donde ya se invirtió más de 1.000 millones de dólares. La misión más importante para Volkswagen en el 2016 es recuperar la confianza perdida, comentó Müller.

Volkswagen prevé comprar además unos 100.000 vehículos equipados con un programa que podía alterar los resultados de los controles de polución estadounidenses, añadió Müller. «Juntos tenemos soluciones que le presentaremos a (Gina) McCarthy», la jefa de la Agencia de Protección del Medioambiente (EPA) de Estados Unidos, que reveló el escándalo en ese país.

Publicidad

Comentarios 0