Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Galicia creó empleo durante el 2015, pero a un ritmo menor que España

Acabó con un 9,1 % menos de paro, pese a subir en 3.650 desocupados en diciembre

Santiago / La Voz, 06 de enero de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 5

0
0
0
0

El mercado laboral gallego sigue ofreciendo síntomas inequívocos de mejora. Pero la radiografía sobre su evolución presenta luces y sombras. Galicia completó el pasado año 2015 con un aumento de 19.641 ocupados. Un dato que supone incrementar el empleo un 2,12 % en un año, pero que sitúa a la comunidad en el furgón de cola de las autonomías en ritmo de creación de puestos de trabajo. La media española se coloca en el 3,18 %, con medio millón de ocupados más. Una diferencia que muestra distintas intensidades en la salida de la crisis, algo que vino sucediendo a lo largo de todo el 2015. El menor tamaño de las empresas en la estructura productiva gallega, y su menor vocación innovadora y exportadora, explicaría en parte esta brecha.

Galicia cerró el pasado diciembre con 228.808 personas inscritas en las oficinas de empleo, 3.650 más que en noviembre, lo que la deja como la autonomía donde más subió el paro. Pese al tirón del comercio por la campaña navideña, la comunidad gallega no tiene en el último mes del año el refuerzo del turismo, tal y como sucede como en otras autonomías.

El análisis del conjunto del 2015 muestra que Galicia acaba el ejercicio con 23.110 parados inscritos menos, lo que representa una caída interanual del 9,17 %, algo mejor que la media española. Cruzando los datos de afiliación, sin embargo, se concluye que hay un 15 % de bajada del desempleo que no se correspondería con el aumento de la afiliación (19.641) sino con gente que ha emigrado o deja de estar inscrita en la oficina por el efecto desánimo. Un fenómeno, en cambio, que no se produce en el conjunto del Estado: España cierra el 2015 con 354.203 parados menos, pero con 533.186 afiliados más.

Otra lectura

La secretaria general de Empleo en la Xunta, Covadonga Toca, destacó que Galicia «se sitúa en niveles de paro inferiores a los de diciembre de 2010» y que se trata del tercer ejercicio consecutivo en el que en la comunidad gallega desciende el número de parados. En cuanto a la evolución del empleo, el Gobierno gallego destaca que la región acumula ya 21 meses consecutivos con tasas de variación positivas en la afiliación, lo que evidencia, según su criterio, que la recuperación económica se está consolidando. Un diagnóstico muy diferente al elaborado por la primera fuerza de la oposición en Galicia. El portavoz del PSdeG en el Parlamento gallego, José Luis Méndez Romeu, sostuvo que los datos divulgados reflejan que el proyecto de Alberto Núñez Feijoo «está agotado».

A su juicio, más allá de poner el foco en factores estacionales, el mal dato de diciembre evidencia que el PP ha perdido el control del mercado de trabajo y sobre los sectores estratégicos de la economía, «puesto que el aumento del desempleo se ha dado en la construcción y en la industria».

Según los datos hechos públicos por el Ministerio de Empleo, durante el pasado mes de diciembre, el paro bajó en todas las comunidades autónomas, con la excepción de Cantabria (213), La Rioja (130), Navarra (1.197) y Galicia (3.650). El dato del cierre del año desencadenó el martes una cascada de reacciones en los sindicatos. En Comisiones Obreras de Galicia, por ejemplo, los calificaron como «pésimos» y los vincularon a la «obsesión» que tiene el PP con la política de ajustes.

Maica Bouza, secretaria de Empleo en esta organización, recuerda que «en verano ya advertimos de la fragilidad del empleo creado en los últimos meses y de la ausencia de políticas para corregir la situación, y el tiempo, por desgracia, nos ha dado la razón». A su entender, la contratación sigue siendo muy precaria, ha bajado el peso de los empleos indefinidos, y mucho del empleo que se genera se destruye en poco tiempo con mucha facilidad.

En la comunidad hay ya casi 118.000 parados sin prestación, más de la mitad del total

El incremento de la ocupación no ha solapado otro grave problema en la salida de la crisis: el porcentaje de parados que una vez agotadas las prestaciones siguen sin hallar un puesto de trabajo. La falta de cobertura dispara su riesgo de exclusión social y aumenta los niveles de pobreza en la sociedad. Según los últimos datos del Ministerio de Empleo, en la comunidad gallega hay 110.815 desempleados con cobertura, perceptores de alguna modalidad de prestaciones; es decir, el 48,4 % del total. Dicho de otro, modo, más de la mitad de las personas inscritas en una oficina de empleo están desprotegidas. Son más de 118.000.

A esto hay que añadir que el registro de demandantes no incluye todo el nivel paro real de una sociedad. Si se toman en consideración los datos de la EPA, por ejemplo, la desprotección afectaría a dos de cada tres personas, un problema mayor que el que refleja la estadística de Empleo, que la sitúa en algo más de una de cada dos.

Los sindicatos pusieron, una vez más, el foco en este problema, y en la falta de contratos indefinidos. Y denuncian que mientras el Gobierno se ahorra miles de millones de euros en el pago de prestaciones -una vez agotados los derechos el demandante-, lo que le permite cuadrar el déficit y equilibrar las cuentas públicas, aumentan de forma considerable la bolsa de exclusión social. El nuevo empleo que se crea, temporal y precario, tampoco está ayudando a mitigar la creciente desigualdad en la salida de la crisis. Uno de cada cinco trabajadores gallegos sufre pobreza laboral, según los datos de la EPA.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0