Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
Publicidad

Las eléctricas hacen las Américas para superar el bache nacional

Las compañías construyen centrales fuera porque aquí no son necesarias

redacción / la voz, 06 de abril de 2015. Actualizado a las 05:00 h. 1

0
0
0

España tiene centrales eléctricas de sobra para atender la demanda nacional. Concretamente hay 107.000 megavatios de potencia instalada, de la que se utiliza un máximo de 40.000. Solo si el país supera realmente la crisis económica y se consolida el repunte del consumo de los hogares y de las empresas se harán necesarias nuevas instalaciones de generación allá por el 2020. Este es el panorama al que se enfrentan a diario las grandes empresas eléctricas (Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Endesa). Sus planes de inversiones no recogen, salvo contadas excepciones, la apertura de nuevas centrales en España. Pero sí allende los Pirineos. Lo que no gastan aquí se lo llevan al extranjero. Estos son los planes de las tres grandes.

Iberdrola

Ciclos combinados en Berlín, Boston y México. Es de las tres la compañía más expansiva. Seguirá «concentrando las inversiones en países con oportunidades de desarrollo y con marcos regulatorios estables y predecibles», avanzó su presidente, Ignacio Sánchez Galán, en la reciente junta de accionistas. Sus planes se centran en países como el Reino Unido, donde Iberdrola invertirá 8.300 millones hasta el 2023. Allí acaba de inaugurar el parque eólico marino de West of Duddon Sands y tiene previsto levantar más molinos en tierras británicas. En Alemania también está instalando aerogeneradores en el mar, en Wikinger. Además del Reino Unido, las inversiones se concentrarán en México, con mil millones previstos, «aprovechando las oportunidades de crecimiento tras la nueva reforma energética», explicó Galán. Ahí están programados parques eólicos y ciclos combinados, como los que ya está construyendo en Boston y Berlín. También en Brasil la empresa ha previsto desembolsar 800 millones para ampliar redes de distribución y construir centrales, como las hidráulicas de Belo Monte, Teles Pires y Baixo Iguaçu, y otras eólicas. En España se dejará 2.000 millones, pero en la renovación del parque de contadores eléctricos y redes inteligentes. En Galicia, la eléctrica está ampliando la central hidráulica de San Pedro, en el Sil. Las obras acabarán en el 2016 y habrán costado 55 millones. Están incluidas en el plan de inversiones 2014-2016.

Gas natural fenosa

Un parque eólico más grande en México y una hidráulica en Costa Rica. La eléctrica creó hace unos meses la sociedad Global Power Generation (GPG) para agrupar en ella sus activos en generación fuera de España. Su objetivo primordial es «buscar e identificar» oportunidades por todo el mundo. En el punto de mira de la empresa está entrar en el mercado asiático, entre otros. En la actualidad, Gas Natural Fenosa está ampliando un parque eólico en México para hacer uno de 234 megavatios. También está concluyendo una hidroeléctrica en Costa Rica. Las inversiones previstas para el período 2013-2015 suman 5.200 millones, centradas en los negocios de gas y su distribución en Europa, así como en la expansión orgánica de las actividades del grupo en Latinoamérica. En Galicia acaba de inaugurar un parque eólico (Cordal de Montouto), en el que ha invertido 14 millones. También tramita la repotenciación de Cabo Vilán (6 millones) y tiene previsto construir cuatro centrales hidráulicas reversibles (de bombeo): Belesar III, Os Peares III, Salas-Conchas y Edrada-San Estevo. La inversión proyectada es de 800 millones. La eléctrica presentará a finales de este año su nuevo plan estratégico.

Endesa

Concentrada en España y Portugal. La eléctrica plegó alas a finales de año tras venderle a Enel su negocio en Latinoamérica. Ahora su actividad se concentra exclusivamente en España y Portugal. Hace unas semanas actualizó su plan estratégico para el período 2015-2019. Están presupuestadas inversiones por 4.400 millones y no hay previstas nuevas centrales de generación, informaron fuentes de la empresa. En principio sí incluiría la transformación de la planta térmica de As Pontes (funciona con carbón importado) para reducir emisiones, lo que prolongará varios años más su vida útil.

Temas relacionados

Publicidad