El retiro a los 61 años tras un despido forzoso será posible si se cotizaron 38,5 años

El Gobierno suaviza los requisitos para la jubilación anticipada

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El Gobierno está dispuesto a rebajar sus objetivos iniciales de endurecimiento de la jubilación anticipada con el fin de lograr algún apoyo parlamentario y no quedarse solo en su reforma de las pensiones.

Por eso, aunque planteó en un inicio elevar a 63 años la edad de jubilación anticipada para los despedidos forzosos, la ha vuelto a colocar en 61 años (como estaba en la ley), pero siempre que la edad legal de retiro ordinario de ese trabajador esté en los 65 años.

¿De qué depende? De los años cotizados en cada momento del período transitorio hasta el 2027, cuando la edad legal de jubilación se establece en los 67 años para los que hayan cotizado menos de 38 años y 6 meses, pero se mantiene en los 65 años para los que hayan cotizado más de 38 años y medio. A lo largo del período se va incrementando por meses la edad legal de jubilación al mismo tiempo que cada vez se exige un mayor período de cotización para poder retirarse a los 65 años con la pensión completa.

Por ejemplo, este año hay que haber cotizado 35 años y 3 meses; en el 2015 serán 35 años y 9 meses, y así va subiendo para permitir que el trabajador se jubile a los 65 años sin reducirle la pensión.

El Ministerio de Empleo acepta mantener la edad de 61 años para la jubilación anticipada forzosa, los que han sido despedidos, pero siempre que no haya más de cuatro años de adelanto respecto a la edad legal de retiro ordinario. Eso significa que, a menor período de cotización, más tarde podrá acceder a la jubilación anticipada forzosa. Y siempre con un límite mínimo de años cotizados, que podría elevarse de 30 a 33 años para la jubilación anticipada. Al mantener los 61 años, aunque sea con estas condiciones que restringen su aplicación, el Gobierno intenta mitigar las críticas de los sindicatos, que lo acusan de que, en el peor momento del mercado laboral, condena a los que han perdido su trabajo a estar más tiempo con subsidios o incluso sin prestación alguna.

Voluntarias

Para las jubilaciones anticipadas voluntarias, el Ministerio de Empleo se mantiene en su intención de elevar la edad a 65 años y que no haya más de dos años de diferencia con la jubilación normal. El Gobierno aprobará en la primera quincena de marzo el decreto ley que reforma la jubilación anticipada y parcial. Hoy se reunirá con la Comisión del Pacto de Toledo para intentar lograr algún apoyo a la reforma.

Más información Selección realizada automáticamente

 

Saber más...