NCG reduce a 1.960 los despidos y asume las indemnizaciones de Bankia para el ERE

Los sindicatos ven aún lejos un acuerdo y plantean reducir a 400 las salidas

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Tras los acuerdos laborales suscritos la semana pasada en Bankia y Banco de Valencia, era cuestión de tiempo que la dirección de NCG (otro banco controlado por el FROB, como los dos anteriores) hiciera una propuesta a los sindicatos en la línea de los pactos madrileños y levantinos. Y la puso encima de la mesa ayer: en el despido de empleados se pagarán 30 días de indemnización hasta 18 mensualidades. La propuesta anterior era de 28 días. Y el número de salidas queda ahora en 1.960, cuando hace apenas tres semanas era de 2.508. Esa cifra, en todo caso, puede rebajarse si se aceptan ampliaciones de horario, movilidad, si se venden paquetes de oficinas y si finalmente hay comprador para Evo, la división de fuera del noroeste (tiene hasta enero del 2015 para su privatización).

El dado ayer es un paso sustancial, pero aún «insuficiente», a juicio de los sindicatos. Echan de menos en las propuestas planteadas otras que sí se incluyeron en el caso de Banco de Valencia y Bankia (que ayer anunció que acelerará el cierre de oficinas): prejubilaciones. La idea planteada por las seis centrales es ofrecer esa salida para unos 700 empleados. En Banco de Valencia, por ejemplo se han ido con el 85 % del salario; y en Bankia, con un 60 %, y la Seguridad Social pagada hasta llegar a los 61 años. También han incluido los sindicatos en su planteamiento reducciones de jornada para cubrir lo que se ahorraría el banco con 500 despidos. De esta forma, concluyen, la cifra final de empleados que salieran se quedaría reducida a unos 400. «Una cifra perfectamente asumible con bajas incentivadas, voluntarias, hasta el 2015», agregan los representantes de los trabajadores. La cifra, en todo caso, sigue condicionada a lo que suceda en Evo, donde hay casi 600 trabajadores pendientes de su futuro. Si no hay comprador, habría que cerrar esa red.

El plan de ajuste en NCG está contemplado hasta el 2017, aunque el grueso (en la práctica, todo) se tiene que afrontar entre el 2013 y el 2015.

Hoy los seis sindicatos y la dirección volverán a verse las caras en Santiago. Les quedan apenas 72 horas para ponerse de acuerdo, o el banco ejecutará de oficio el ERE, el cuarto desde la fusión de Caixa Galicia y Caixanova. El mayor de cuantos se están negociando en Galicia. Sigue en pie, hasta entonces, la huelga convocada para este jueves y viernes, la segunda en apenas una semana.

Más información Selección realizada automáticamente

 

Comentarios