Galicia tiene 37.000 parados más que antes de la reforma laboral

Desde que entró en vigor, hace un año, el desempleo ha crecido tres puntos

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La reforma laboral no ha logrado cumplir los objetivos que se planteó el Gobierno cuando decidió combatir el paro y fomentar la creación de empleo abaratando la contratación y el despido, debilitando la negociación colectiva y vaciando de derechos las relaciones laborales. Un año después de la entrada en vigor de las nuevas normas, todas las fuentes estadísticas confirman el fracaso de la reforma en Galicia. Hoy hay 37.000 gallegos en paro más que entonces, la tasa de desempleo ha crecido en casi tres puntos hasta auparse al 21,3 % de la población activa, y en las oficinas públicas de empleo de la comunidad hay registradas cerca de 20.000 personas más que hace apenas doce meses.

Además, el número de afiliados a la Seguridad Social ha caído en Galicia en un 4 %, con lo que la brecha entre cotizantes y activos sin empleo y pensionistas arroja un saldo negativo de casi 160.000 personas. En casi 92.000 hogares gallegos todos los miembros activos están sin trabajo (son alrededor de 20.000 familias más en esa situación de las que había en febrero del 2012), y el número de parados que no reciben ayudas públicas ha crecido en ese tiempo en casi 21.000 personas.

Quienes sí cobran una prestación han perdido 116,4 euros al año (la paga contributiva media ha pasado de 827,9 euros al mes a poco más de 818). Por si fuera poco, la tasa de paro juvenil ha pasado del 38 % a más del 48 % (son 5.400 menores de 25 años sin trabajo más de los que había hace un año).

En cuanto a la contratación, los datos mensuales podrían apuntar a un supuesto éxito de la reforma, pues en enero del 2013 se firmaron casi 6.500 contratos más que en el mismo mes del año anterior, y un 10 % fueron indefinidos frente al 8?% de enero del 2012. Pero esa es una lectura engañosa. Si se toman los datos acumulados, en todo el año 2012 se firmaron en Galicia 640.645 contratos, un 4,6 % menos que los 671.752 del 2011. Y si en ese ejercicio 53.642 (el 7,9 %) fueron indefinidos, en el 2012 no superaron los 52.100 (el 8,1 %).

Fracaso

En su exposición de motivos, el decreto de la reforma laboral la calificaba de «completa y equilibrada» y auguraba que contribuiría a «la gestión eficaz de las relaciones laborales» y que facilitaría «la creación de puestos de trabajo, así como la estabilidad en el empleo». Un año después, las estadísticas sobre el conjunto de España también confirman que esas intenciones no se han cumplido. Y el fracaso a nivelo nacional parece mucho más contundente incluso que en Galicia.

Desde que la reforma entró en vigor hay 691.000 personas más sin trabajo, la tasa de paro ha subido 3,17 puntos y supera ya el 26 % de la población activa, con 5,9 millones de desempleados. Durante la vigencia de la nueva ley, el paro juvenil ha pasado del 48 % al 55 %, de forma que ya hay en España más de 930.000 trabajadores menores de 25 años sin empleo. Más de 1,8 millones de familias tienen a todos sus miembros activos en paro, y el número de cotizantes a la Seguridad Social ha caído un 4,6 %.

Más información Selección realizada automáticamente

 

Comentarios
Opinar
*Todos los campos son obligatorios ( Normas de uso )
Datos personales
Opinión