Los trabajadores de grandes superficies cobrarán las extras pero no domingos

Patronal y sindicatos firman un convenio que eleva a 1.789 las horas máximas anuales

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La secretaria general de la Federación de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego de UGT, María José Tajuelo, ha dicho hoy que su sindicato no ha firmado el nuevo convenio de la gran distribución porque perjudica seriamente a los trabajadores, ya que les amplía la jornada y se les baja el sueldo.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) y los sindicatos mayoritarios Fetico y Fasga han firmado esta madrugada el convenio que regirá el sector hasta 2016, después de que la patronal renunciara a eliminar hasta tres pagas y a ligar la evolución de los salarios a las ventas del 2008. No obstante, se dejarán de pagar los festivos y domingos, días en los que tendrán que trabajar todos los empleados, incluidos los que ahora no lo hacen por motivos familiares. Las horas máximas anuales quedan fijadas en 1.789 (frente a las 1.770 actuales).

Sin embargo, explicó a Efe Tajuelo, en los centros de trabajo donde las ventas caigan por debajo de las registradas en 2010 los salarios se podrán recortar hasta un 5 %. Además, añadió, todos los trabajadores verán reducido su salario base, según Tajeulo, quien ha explicado que no podía precisar en cuánto porque la fórmula que se ha incluido es «tan enrevesada que es imposible saber qué es lo que nos van a quitar a lo largo del año».

Tajuelo calificó de «tramoyistas, lacayos y sindicalistas empresariales» a los representantes de Fetico y Fasga, y denunció que han escondido la rebaja salarial con el falso logro de haber salvado las pagas extras.

«Han introducido multitud de cambios en un convenio de 65 páginas que repercutirán negativamente sobre un sector de por sí muy precarizado. Nuestra jornada se flexibiliza los 365 días del año», lamentó Tajuelo, para la que el acuerdo fue firmado con «premeditación, nocturnidad y alevosía».

El pacto, rechazado por CC.OO., UGT, LAB ni CIG, contempla el compromiso por parte de las empresas del mantenimiento del empleo indefinido a lo largo de la vigencia del convenio, que afecta a unos 230.000 trabajadores en España, según Fetico y Fasga.

La propuesta inicial de Anged contemplaba, entre otras medidas, la supresión de una paga extraordinaria mientras no se alcanzara la facturación de 2008, así como una rebaja anual de los salarios del 5 % si el índice de ventas caía 5 puntos o más respecto a 2005 y del 2 % si disminuía entre 5 y 2 puntos.

Adicionalmente, si durante dos trimestres consecutivos cayera la venta en un centro concreto éste podría quitar a sus trabajadores otra paga. También proponía elevar a 1.826 horas la jornada anual y suprimir el pago por festivos o domingos trabajados.

La mesa negociadora del convenio contaba con cinco representantes de Fetico, tres de Fasga, dos de UGT y CCOO y uno de LAB y CIG