La CNMV levanta el veto de operar con posiciones en corto

Las ventas en corto o apuestas a la baja son una práctica muy extendida en los mercados, pero que en épocas de crisis puede agravar la propia tendencia bajista de los valores afectados

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido hoy levantar la prohibición de realizar operaciones con posiciones cortas en los mercados secundarios españoles, aprobada en noviembre del año pasado, al considerar que ya no persisten los hechos que la motivaron, informa el supervisor.

Cuando el 1 de noviembre pasado el supervisor anunció que prorrogaba el veto otros tres meses fundamentó su decisión en que el proceso de reestructuración bancaria en España estaba aún en marcha y era preciso asegurar la estabilidad del sistema financiero. A la hora de tomar la decisión, la CNMV contó con el aval de la Autoridad Europea de Mercados Financieros, que consideró «apropiada y proporcionada» la petición cursada por el supervisor español por las repercusiones que podían producir denominadas posiciones cortas para la economía española.

El supervisor bursátil, presidido por Elvira Rodríguez, había señalado a la ESMA que se daba una «sustancial presión vendedora o inusual volatilidad» sobre los bancos cotizados en Bolsa, además de otras circunstancias que aconsejan la medida, como los «serios problemas financieros, monetarios y presupuestarios» del país. Entre ellos, citaba los altos costes de financiación del Estado, el empeoramiento de las condiciones macroeconómicas, las dificultades de las compañías para obtener financiación en los mercados de capital, así como el riesgo de que nuevas bajadas en la calificación de España y de las entidades financieras generara incertidumbre sobre su solvencia.

Las ventas en corto o apuestas a la baja son una práctica muy extendida en los mercados, pero que en épocas de crisis puede agravar la propia tendencia bajista de los valores afectados. Consiste en tomar prestadas acciones para venderlas en el mercado con la esperanza de que su precio caerá. En caso de que así sea, el especulador obtiene como ganancia la diferencia entre el precio de venta y el de recompra posterior.

La prohibición de 2012 no ha sido la primera adoptada en España.La CNMV ya había vetado las posiciones cortas entre agosto de 2011 y febrero de 2012 de forma coordinada con Francia, Italia y Bélgica, aunque en aquella ocasión afectó sólo a los valores del sector financiero.

Más información Selección realizada automáticamente