Los empleados de Alimentos Lácteos ven el preconcurso como un «jarro de agua fría»

Los trabajadores confiaban en que la compañía podía remotan con la llegada de nuevos socios

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Los trabajadores de Alimentos Lácteos reconocen que el anuncio de que esta empresa de base cooperativa ha solicitado un preconcurso de acreedores para afrontar los problemas de liquidez que padece desde hace meses es un «jarro de agua fría» a sus esperanzas de que la compañía pudiese remontar el vuelo con la llegada de nuevos socios.

El secretario comarcal de la Federación de Alimentación de la CIG en Lugo, Christian López, que participó en la asamblea que celebraron ayer los trabajadores de la fábrica de Outeiro de Rei, afirmó que esta noticia tira por tierra «cierto optimismo» que se había propagado entre la plantilla ante la posibilidad de que la Consellería de Medio Rural avanzase una solución para la empresa. En ese sentido, afirmó que los trabajadores «no acaban de entender ese alejamiento de la Xunta» cuando la empresa se encuentra en una «situación crítica», después de muchos meses con la producción bajo mínimos por la negativa de sus proveedores a seguir suministrándole leche, a causa de las deudas acumuladas con los ganaderos.

Con respecto a la posibilidad de que los trabajadores inicien movilizaciones en defensa de sus puestos de trabajo, confirmó que los sindicatos están «estudiando la situación», porque la CIG no descarta que la solicitud del preconcurso de acreedores sea «una maniobra» para ganar tiempo. De hecho, recordó que los 81 trajabadores de la fábrica tienen de plazo hasta marzo para solicitar las indemnizaciones pactadas en su día con Leche Pascual, cuando le alquiló la planta a Alimentos Lácteos, por si finalmente ese proyecto de base cooperativa no salía adelante.

Según el portavoz sindical, esas indemnizaciones ascienden a 45 días por año trabajado, con carácter general, por lo que la plantilla teme que el preconcurso sea en realidad una «maniobra dilatoria» para que pierdan el derecho a cobrar esas cantidades.

Más información Selección realizada automáticamente