El desierto laboral de Galicia

En veintiséis municipios de la comunidad no se ha firmado un solo contrato de trabajo indefinido desde hace tres meses y en otros 36 solo se ha formalizado uno desde octubre

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Galicia no está entre las comunidades autónomas españolas donde más ha crecido el paro. Así lo asegura la última encuesta de población activa del INE, relativa al cuarto trimestre del año pasado y que confirma que España está a un paso de los 6 millones de parados (277.000 están en Galicia). Pero esa circunstancia no oculta que la trágica situación del mercado laboral ha convertido a buena parte del territorio gallego en un verdadero desierto, en vista de las escasas o nulas oportunidades de empleo estable que ofrecen las empresas de la inmensa mayoría de sus 315 municipios.

Según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), el antiguo Inem, que a diferencia de los de la EPA se ofrecen con carácter mensual y sí revelan detalles sobre la contratación municipio a municipio, en 26 concellos gallegos no se firma un solo contrato de trabajo indefinido desde el mes de octubre del 2012. Tampoco se convirtieron en indefinidos contratos temporales previos, ni en empresas privadas ni en Administraciones públicas. La mayoría de esos ayuntamientos, un total de 16, están en Ourense, la provincia donde se acumula buena parte de ese secarral gallego del trabajo.

Es verdad que buena parte de ese territorio tiene cifras de población muy bajas, en algunos casos por debajo incluso de los mil habitantes censados en un municipio, una situación de colapso demográfico que justificaría el escaso nivel de la actividad económica y, por tanto, también de la contratación indefinida. Pero, no lo es menos que en muchos otros concellos de tamaño mediano el mercado laboral también está prácticamente congelado.

En uno de cada tres municipios de la comunidad, el número de contratos indefinidos entre octubre y diciembre del año pasado, incluyendo las conversiones de temporales a indefinidos, no pasó de tres. En 165, es decir más de la mitad, no se llegó a los diez contratos fijos sin fecha de caducidad.

De las siete grandes ciudades de Galicia, solamente solo A Coruña y Vigo superan los mil contratos indefinidos en esos tres meses.

Más información Selección realizada automáticamente