El FROB tasa NCG en -3.091 millones antes de inyectarle los 5.425 de la UE

El peso de los bonistas y preferentistas en la entidad rondará el 30 % del capital del banco

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La primera entidad financiera de Galicia vale -3.091 millones de euros. Así, con un guion delante, en negativo. La cifra, sorprendente, procede de los cálculos realizados por tres bancos de inversión diferentes, y la media de todos ellos, y es el resultado de estimar qué vale su patrimonio, provisiones, saneamientos, beneficios (pérdidas, en este caso...) o calidad de sus activos antes de traspasarlos al banco malo. Llueve sobre mojado, porque en el 2011 todo Novacaixagalicia (resultado de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova) fue tasada en solo 181 millones para proceder a su nacionalización. Esa tasación está recurrida por la Xunta al entender que es incorrecta.

Ese resultado lo aprobó el viernes el FROB, el fondo estatal de reestructuración de la banca. Y lo hizo público ayer. Es un mazazo para NCG Banco, que salvo sorpresa mayúscula verá cómo la participación que el Estado tiene en su capital (hoy es el 90,57 %) llegará inicialmente al 100 %. Sin embargo, ese dato, con precisión, no se conocerá hasta mañana, cuando lo especifique el FROB (el Estado). ¿Por qué esa valoración? Es el paso previo, imprescindible, para que la entidad perciba antes de fin de año los 5.425 millones de euros del rescate bancario. Esta cantidad, sumada a los 1.800 millones que se calcula que aportarán, entre otros, los dueños de preferentes y subordinadas (obligados por una quita), hará que NCG valga 7.225 millones, a los que hay que restarle el agujero que ahora dice el FROB que tiene el banco, esos 3.091 millones. Por lo tanto, la tasación final de la entidad se quedará en algo más de 4.100 millones, y ya recapitalizada.

De acuerdo con unas primeras estimaciones, los tenedores de preferentes y subordinadas (a los que se les van a ofrecer como canje acciones de la entidad, entre otras posibilidades), representarán una parte importante del capital, que podría ser del 30%. De esta forma, según algunas fuentes, perdería sentido subastar por un euro una entidad, cuyo valor estará en esos 4.000 millones, saneada, tras un ajuste de oficinas y plantilla y con unos niveles de solvencia acordes a lo exigido por la UE, por encima del 9 %.

Según las fuentes consultadas, mañana se determinará el futuro tanto de Novacaixagalicia (6,8 %) como de los empresarios gallegos: qué sucede con su inversión y qué peso tienen en el banco (si es que finalmente tienen alguno). Y también se aclarará el arco de pérdida medida para los clientes con productos híbridos (participaciones preferentes y deuda subordinada). El Banco de España estimó hace dos semanas que la quita para todos ellos estará entre el 30 y el 70 %.

Los empresarios gallegos

Los inversores privados tienen un 2,6 % del banco. Si su valor se reduce a cero, perderán esos 70 millones. El comunicado emitido ayer por el FROB no desvela lo que ocurrirá con estos empresarios gallegos que apostaron por una entidad, que desde fue valorada por todos los círculos políticos, sindicales y sociales vital para Galicia.

El compromiso de estos empresarios comenzó con la compra al Estado de una participación de 70 millones, con 1,2 en intereses para el FROB. Al poco tiempo de entrar en el capital de NCG fueron informados de que las acciones del banco que les había vendido el FROB tenían un valor inferior al desembolso realizado por ellos. Fue entonces cuando comenzaron una ofensiva que tenía como objetivo no recuperar el capital inyectado, sino mantener y consolidar su participación. Ayer se desconocía cuál era la decisión del FROB, institución que hace tres semanas recibió una petición de la Xunta para que pactase con esos inversores su peso en Novagalicia.

Tampoco en el comunicado del FROB se daba ninguna pista sobre cuál es la hoja de ruta que Banco de España y Ministerio de Economía tienen para la entidad. Desde que fue aprobado el plan de recapitalización, el 28 de noviembre, su posición ha variado hasta en tres ocasiones. El momento más extremo llegó al día siguiente de que el comisario europeo Joaquín Almunia dijese que NCG tenía hasta 2017 para encontrar inversores. 24 horas después el Banco de España indicó que iba a ser subastada de inmediato, amenaza que Feijoo pudo frenar de momento.

Los otros casos

La baja valoración también se repite en otras nacionalizadas: Catalunya Banc y Banco de Valencia. La primera fue tasada en -6.674 millones, y está en proceso de subasta; la segunda, en -6.340 millones. De Bankia nada se sabe aún.

Comentarios
Opinar
*Todos los campos son obligatorios ( Normas de uso )
Datos personales
Opinión