rescate bancario

García Margallo afirma en Berlín que la ayuda a los bancos llegará pronto y «no caerá en saco roto»

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Margallo, con el ministro de Exteriores alemán, Westerwelle Maurizio Gambarini | Efe
Margallo, con el ministro de Exteriores alemán, Westerwelle Maurizio Gambarini | Efe

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, aseguró en Berlín que la ayuda financiera que Europa garantizó a los bancos españoles se puede hacer «en cualquier momento» y prometió que no caerá «en saco roto». «Estamos en un momento en el que en Europa, si hay deseo político de hacer algo, todas las cuestiones procedimentales pueden superarse rápidamente», dijo en una rueda de prensa celebrada en la embajada de España al término de su visita a la capital alemana.

El Eurogrupo ha garantizado al gobierno de Madrid un préstamo a través del Fondo de reestructuración ordenada bancaria (FROB) de hasta 100.000 millones de euros y según recalcó García Margallo, dicha ayuda no será en vano porque el país está haciendo bien los deberes «y los va a seguir haciendo más intensamente». «Todos estamos haciendo nuestra parte del plan», aseveró el ministro, que inició su segunda y última jornada de visita a Berlín con una entrevista en la Cámara baja del parlamento alemán, el Bundestag, con Frank-Walter Steinmeier, líder de la oposición socialdemócrata (SPD).

Más tarde, el ministro español mantuvo sendos encuentros con el titular de Economía, el liberal Philipp Rösler, así como con el presidente del Grupo Parlamentario alemán de la Unión Cristianodemócrata (CDU) y de la Unión Cristianosocial bávara (CSU), Volker Kauder. El lunes se había entrevistado con su homólogo, el liberal Guido Westerwelle. Con todos ellos, según informó, «pasó revista» a cuestiones bilaterales, a los resultados de la reciente cumbre de la Unión Europea en Bruselas, así como a las medidas adoptadas por su Ejecutivo para atajar la crisis financiera.

Según indicó, «todo el espectro político alemán» tuvo palabras amables para el gobierno de Mariano Rajoy, que está haciendo «grandes esfuerzos» por atajar la crisis. «Les he explicado todas las medidas tomadas por este gobierno en sólo seis meses, que ya han dado sus frutos», apuntó. «Hemos recuperado la mitad de la competitivida perdida desde el 2007, hemos conseguido reducir el déficit de las comunidades (...), hemos hecho los deberes y los vamos a hacer más intensamente pero para eso necesitamos resolver el problema de la financiación», advirtió.

En ese sentido, García Margallo insistió en la necesidad de dar un «salto cualitativo» en el proceso de construcción europea para hacer realidad la unión política, económica, bancaria y financiera del bloque. «Yo estoy aquí, entre otras cosas, porque hay cabos sueltos en los acuerdos del reciente Consejo Europeo y otros compañeros están en otras ciudades europeas por la misma razón», reconoció.

La visita a Berlín es de una «importancia extraordinaria» y demuestra que «España está de vuelta en la escena internacional», insistió. En ese sentido, anunció dos nuevos viajes de delegaciones germanas al país ibérico. El primero de ellos será de la canciller Angela Merkel, acompañada de un grupo de inversores, en septiembre. El segundo, del ministro de Economía, Rösler, también con inversores.

Por otro lado, García Margallo rechazó las duras críticas de quienes en los últimos días acusaron al gobierno de Madrid de haberse cambiado de bando, dejando de lado a la canciller Merkel, para aliarse con el mandatario italiano, Mario Monti, y el presidente francés, François Hollande. «Westwerwelle conoce mi posición. Se la he entregado hasta por escrito», dijo a la prensa española. Alemania y España tienen el mismo objetivo final de lograr «más Europa».

«España tiene unos intereses permanentes y una posición clara para cada uno de esos intereses», continuó. «En algunos puntos coincidimos con unos y en otros, con otros. Hay que ser capaz de formar alianzas correctas para que esos intereses prevalezcan». En ese sentido, García Margallo dejó claro que su gobierno coincide con el de Angela Merkel en que «no puede haber atajos en la construcción de un desarrollo sostenible en el tiempo» y que sin disciplina presupuestaria no se puede pensar en el futuro porque «las deudas de hoy son los impuestos de mañana». Pero hizo hincapié en que ahora es necesario avanzar también en la «federalización económica» de Europa. «Lo que hemos sostenido y seguimos sosteniendo es que la austeridad, por sí sola, no nos solucionará los problemas», reiteró.

Por último, García Margallo se mostró confiado en poder contar este mismo miércoles con un cronograma concreto de los pasos parlamentarios necesarios en Alemania y Europa para que pueda empezar a fluir la ayuda financiera. «Ya estamos analizando las distintas informaciones que hemos recogido en estas reuniones», adelantó. Además de prometer ayuda a los bancos, el Consejo Europeo de la semana pasada, que según García-Margallo «marcó un antes y un después», acordó la recapitalización directa de las entidades fnancieras. Eso era exactamente lo que pedía España para evitar incrementar su deuda pública.

La Unión Europea (UE) también abrió la puerta al uso de fondos europeos de rescate para comprar deuda de países acosados por los mercados como España.