Mario Monti: «Italia se encuentra de nuevo en una crisis»

El primer ministro italiano dice que «el cráter del precipicio se ha ampliado y nos está persiguiendo»

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
NUCCI MICHELE / EFE
NUCCI MICHELE / EFE

El primer ministro italiano, Mario Monti, ha dicho que el país logró en los últimos meses alejarse «del borde del precipicio», pero que ahora «el cráter» de éste «se ha ampliado» e Italia «se encuentra de nuevo en una crisis».

«Nos alejamos del borde del precipicio, gracias a la contribución de las fuerzas políticas y los sacrificios de los italianos, pero el cráter del precipicio se ha ampliado y nos está persiguiendo, nos encontramos de nuevo en una crisis», indicó Monti durante un acto en Milán.

Sin embargo, en su participación posterior en un diálogo organizado por el diario italiano La Repubblica en Bolonia (norte), el primer ministro aseguró que Italia logrará salir de la delicada situación en la que se encuentra.

«Lo lograremos, lo estamos logrando solos», afirmó Monti, quien agregó que «será necesario un poco de tiempo», pero que hay «resquicios de salida de la crisis en un plazo razonable».

El primer ministro se mostró «optimista sobre el futuro de Italia», aunque subrayó que «sería pesimista si la estructura europea se disolviera».

«Mañana voy al G20 en México con un ánimo más sereno» que Silvio Berlusconi (su predecesor) a la cumbre de Cannes de noviembre pasado, ya que «ahora estamos entre aquellos a los que se pregunta cómo se puede mejorar Europa y no cuánto dinero necesitamos», declaró Monti.

Mientras Monti participaba en este foro de ideas, en las calles de Bolonia se registraron violentos enfrentamientos entre la policía y algunos jóvenes pertenecientes a diferentes «centros sociales» u ocupados, que intentaron superar el cordón establecido por las fuerzas del orden en el área donde tuvo lugar el debate.

El primer ministro reiteró la importancia de las políticas de crecimiento, a las que ya se había referido horas antes en Milán, donde explicó que el Ejecutivo ha entrado en «la fase dos», con la adopción de políticas destinadas a fomentar ese ámbito en Italia.

Monti, no obstante, advirtió de que se trata de un camino «largo y difícil», aunque afirmó que «pronto» se podrán ver «algunos efectos» de esas iniciativas, «pero no son cosas que pueden ser medidas en un mes o un trimestre».

Las declaraciones de Monti se producen un día después de que el Ejecutivo aprobara un decreto ley para el desarrollo, con nuevas medidas destinadas a relanzar el crecimiento, así como la venta de parte de acciones y de patrimonio inmobiliario del Estado a fin de recaudar fondos para sanear las cuentas públicas.

Desde su llegada al Gobierno el pasado mes de noviembre en un momento difícil, con Italia situada en el punto de mira de los mercados, Monti ha impulsado, entre otros, un plan de ajuste por valor de 30.000 millones de euros y ha aprobado reformas en favor de la liberalización dentro de diferentes sectores de la economía italiana y para simplificar la burocracia del país.

Entre las actuaciones más criticadas por los sindicatos, al considerar que pesan sobre los sectores más débiles, figuran la reforma del sistema de pensiones y la del mercado laboral, con la que el Ejecutivo de Monti pretende «flexibilizar» la entrada y la salida de los trabajadores de las empresas y que actualmente se encuentra en trámite parlamentario.

Monti se refirió hoy a esa reforma laboral, al manifestar que necesita llegar al Consejo Europeo de finales de mes con la ley aprobada, ya que, de otro modo, «Italia pierde puntos».

Por otro lado, durante la jornada de hoy miles de personas se manifestaron en Roma para pedir al Ejecutivo cambios en su agenda económica y nuevas actuaciones en favor del crecimiento y el empleo y expresar su rechazo a las medidas de austeridad aplicadas hasta ahora.

NUCCI MICHELE / EFE
NUCCI MICHELE / EFE